MUY CONFIDENCIAL

El power point de Montoro

Steve Jobs, el fundador de Apple, no era amigo de las presentaciones en power point: si alguien sabe de lo que está hablando no lo necesita. Tampoco el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro parece ser fan de esta herramienta: sabe de lo que habla cuando se trata de comunicar datos y previsiones macroeconómicas. Quizá por eso, quizá por no aburrir al personal con una batería de diapositivas, el ministro decidió el miércoles no mostrar la presentación que traía consigo en el auditorio de la fundación Rafael del Pino, en Madrid, en la inauguración de una jornada organizada por las cuatro principales consultoras inmobiliarias presentes en España (CB Richard Ellis, Aguirre Newman, JonesLangLaSalle y Knight Frank).

"Traigo un power point", dijo señalando a sus espaldas, donde una pantalla gigante mostraba la primera diapositiva de su presentación, bajo el título Gestión del Patrimonio Inmobiliario Público, "pero bueno, no..." dijo ante un auditorio compuesto por empresarios del sector y representantes de fondos internacionales interesados ahora por el inmobiliario español como no lo estaban desde hace años. Montoro decidió no emplear el power point y repasar la situación de la economía española acudiendo a su buena memoria.

Los asistentes se preguntaron qué contenía el power point. Con un título tan prometedor, Gestión del Patrimonio Inmobiliario Público, muchos pensaron que por fin el ministro iba a anunciar un plan serio de privatización del patrimonio inmobiliario del Estado, que los consultores inmobiliarios iban a tener trabajo de sobra para valorar esos activos públicos y que los fondos de inversión extranjeros iban a comprar edificios gubernamentales ocupados por funcionarios.

Pero para decepción de los presentes, Montoro no anunció ningún plan de venta de edificios estatales. El power point del ministro contiene datos macroeconómicos extraídos de organismos oficiales; no es lo que esperaba el auditorio, pero puede servir de referencia a todo aquél que quiera hacerse una idea del presente y futuro próximo de la economía española según las previsiones del Ministerio de Hacienda (aquí puede consultarse la presentación).

Aunque no lo empleara el miércoles, se trata de un power point de los que le gustan a Montoro: con curvas y cifras. En la rueda de prensa posterior al consejo de ministros celebrado el pasado 15 de febrero Montoro también tiró de power point para explicar medidas de racionalización en la administación pública, pero tampoco fue del todo de su agrado: "A mí el power point me gusta. Lo que quería decir es que me gusta que sea de estadísticas, de curvas y de cifras, porque realmente soy más reacio a los conceptos, porque muchas veces, como he intentado explicar, no lo abarca. Sólo abarcan de manera inexacta e, incluso, trasmites una idea que no se adecua exactamente a lo que es el planteamiento", dijo.

Normas
Entra en El País para participar