El Presupuesto municipal aumenta un 3,4%
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. EFE

La revalorización catastral elevará un 6,4% el IBI para los madrileños

La tasa de basuras se reducirá un 12% y pasará de 54 euros a 48 euros para una vivienda media

El Gabinete de Botella confía en recortar la deuda pública en 870 millones

Los propietarios de inmuebles en Madrid verán como su cuota a pagar en el IBI se incrementa un 6,4% de media el próximo año por las nuevas ponencias de valores catastrales, que aumentarán paulatinamente la base imponible de este impuesto municipal durante los próximos diez años. Es decir, que la factura fiscal se encarecerá porque el valor que se otorga a los inmuebles no dejará de crecer hasta 2021. Y no subirá más porque los tipos impositivos (los porcentajes que establece el Ayuntamiento que se pagan por cada casa) se mantendrán en el 0,581% para las vivienda con un valor catastral inferior a 89.227 euros y un 0,604% para las casas que sobrepasen ese umbral. Así lo establecen el Presupuesto municipal para 2014. 

Según las previsiones del Ejecutivo madrileño, los ingresos por el IBI ascenderá el próximo año a 1.259 millones, un 6,78% más de lo estimado para este ejercicio. Los Presupuestos municipales presentados ayer también incorporan una reducción del 12% de la tasa de basuras, rebaja que se explica por el “ahorro que supondráel nuevo contrato de gestión de residudos urbanos”. Así, una vivienda media pasará de pagar 54 euros a 48 euros. Sobre la huelga indefinida que mantienen los servicios de limpieza, Botella señaló que el conflicto es entre los trabajadores y las empresas adjudicatarias. 

El impuesto de circulación y el impuesto de actividades autonómicas aumentará un 2% el próximo año. En cualquier caso, el Ayuntamiento destaca que se mantienen las bonificaciones vigentes para compañías que aumenten su plantilla registren pérdidas o inicen su actividad en 2014. 
La rebaja de la tasa de basura que incluye el Presupuesto para el próximo año es el primer paso de una reducción de impuestos que, según anunció Botella en septiembre, se aplicará de forma progrsiva. Así, en 2015 se recortará el impuesto de circulación y, en 2016, será el turno del IBI. En cualquier caso, las elecciones municipales son en 2015. Así, cualquier rebaja impositiva sobre el tributo que grava a los propietarios de inmuebles dependerá del nuevo equipo de gobierno. La factura del IBI se ha encarecido más de un 200% para los madrileños desde 2003 debido, sobre todo, a las revisiones catastrales y, en menor medida, a los incrementos impositivos. De hecho, el gravamen del IBI está congelado desde 2009.

Para el próximo ejercicio, el ayuntamiento madrileño confía en ingresar 4.447,36 millones, un 3,4% más que el año anterior. El gasto se sitúa en esa misma cifra y supone el primer incremento tras dos años de recorte. Así, el gabinete de Botella confía en cerrar sus cuentas en equilibirio, lo que le permitiría reducir su elevado nivel de endeudamiento público. La delegada de Economía, Hacienda y Administración Pública, Concepción Dancausa, informó que en 2014 se rebajará en 870 millones la deuda, incluida la correspondiente a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS). “Entre 2012 y 2014 habremos amortizado 2.974 millones”. Los últimos datos del Banco de España muestran que la capital de España mantiene una deuda de 7.389 millones en el segundo trimestre de este año, una cifra que bajará hasta los 6.200 millones a finales de 2014. El capítulo de gastos financieros alcanzará el próximo año los 312,6 millones de euros, un incremento del 3,53% con respecto a las cuentas de este año. En cualuqier caso, el Ayuntamiento señala que el peso de los intereses de la deuda sobre el gasto total se mantiene en el 7%. Por otra parte, Botella aseguró que, a partir del primero de enero, el Ayuntamiento pagará a sus proveedores a una media de 30 días. 

El incremento previsto del gasto público se reflejará, por ejemplo, en el capítulo de inversiones, que aumentará hasta los 332,2 millones frente a los 182,6 millones reservados para este ejercicio, un 79% más. Madrid mantendrá el criterio de caja, es decir, se gastará únicamente lo que se puede pagar con ingresos reales. “No es un principio contable sino una convicción política”, aseguran desde el Ayuntamiento. 

Botella aseguró que en 2014 “no va a haber disminución en la plantilla de trabajadores municipales que dependen directamente del Ayuntamiento” a pesar de la reducción en 12,9 millones de euros de los gastos de Personal por la amortización de 281 vacantes consolidando una plantilla de 28.872 empleados. Sólo se incrementará la de bomberos.

Normas