Dimite el consejero delegado de Acer, tras dar pérdidas millonarias
JT Wang, consejero delegado de Acer, anuncia su dimisión tras la caída en ventas de la compañía.
JT Wang, consejero delegado de Acer, anuncia su dimisión tras la caída en ventas de la compañía.

Los cambios en el sector tecnológico no sientan bien a los fabricantes taiwaneses

Acer sufre el desplome de ventas de PC y anuncia que despide al 7% de su plantilla.

Asus y HTC también atraviesan problemas por la presión de Samsung, Apple y Lenovo.

Acer no levanta cabeza. La compañía, que llegó a disputar a HP el liderazgo mundial en el mercado de PC gracias a su política de venta de ordenadores baratos y con poco margen de beneficio, atraviesa una situación muy delicada. El fabricante taiwanés, que se ha visto noqueado por el desplome de ventas que sufre el mercado del PC, ha cerrado el tercer trimestre con unas pérdidas millonarias de 331,2 millones de euros. Una situación que le llevó a anunciar ayer un plan de reestructuración, que incluye el despido del 7% de su plantilla (actualmente son 7.000 trabajadores) para ahorrar 100 millones de dólares anuales.

La crisis que sufre la compañía ha obligado a dimitir al actual consejero delegado de Acer, JT Wang, que será sustituido por el actual presidente del consejo, Jim Wong. Su salida, que llega apenas unas horas después de conocerse el despido de otro alto directivo de una empresa tecnológica, Thorsten Heins, el hasta ahora consejero delegado de Blackberry, no tendrá lugar hasta el 1 de enero de 2014. “Con estos pobres resultados, es el momento de pasarle la responsabilidad a otro equipo que lidere el cambio para una nueva era”, dijo Wang, que lleva más de dos décadas en Acer y desde 2005 como consejero delegado (tras un paréntesis de 2008 a 2011, cuando Gianfranco Lanci tomó las riendas).

El fabricante asiático, que ingresó 2.309 millones de euros entre julio y septiembre (un 3,1% más que en el trimestre anterior, pero un 12% menos que lo ingresado en el mismo periodo de 2012), achacó los malos resultados al impacto en los márgenes brutos de la llegada de Windows 8.1 y al inventario no vendido.

En el último trimestre, las ventas de PC a nivel mundial cayeron un 7,6%, según los datos de IDC. La consultora situó a Acer en la cuarta posición del ranking, tras desplomarse un 34,5% frente al mismo periodo de 2012. La cuota de la compañía ha caído en un año del 9,5% al 6,7%, muy lejos ya de los dos líderes: Lenovo (con un 17,3% del mercado) y HP (con un 17,1%).

Acer, que no ha sido capaz hasta ahora de subirse a la ola de cambios de la industria, donde tabletas y smartphones marcan el ritmo, desveló igualmente que creará un comité de transición para preparar el cambio en la cúpula directiva y proponer cambios en la estrategia de la compañía, que sin duda pasará por lanzar productos innovadores y competitivos, si quiere estabilizar su cuota de mercado y sanear sus cuentas.

Las empresas taiwanesas, en caída

Acer no es la única empresa taiwanesa de tecnología que está atravesando momentos complicados. Asus, muy fuerte durante el boom de los netbooks, sufre al igual que Acer el tirón de las tabletas y los smartphones y el éxito de marcas como Apple, Samsung o Lenovo, que dominan junto a otras la era Pos-PC. Las ventas de PC de Asus cayeron en el último trimestre un 34,1% y su cuota pasó del 7,2% al 5,2% de un año a otro.

Otra víctima es HTC, el fabricante taiwanés de smartphones, que hace unas semanas anunció sus primeras pérdidas netas trimestrales desde su salida a Bolsa en 2002. La firma no ha sido capaz de frenar la caída de cuota de mercado frente a las empresas citadas y otras chinas como Huawei, ZTE o la joven Xiaomi, pese a contar sus productos con muy buenas críticas. Ni Asus, ni Acer ni HTC han sido capaces, al menos por ahora, de llevar a la economía taiwanesa por un camino similar a la de Corea del Sur, de la mano de gigantes como Samsung.

 

Normas