El grupo vende por 7,5 millones menos la empresa Epicom

Amper vende una filial anotándose fuertes minusvalías para refinanciar

La venta de Epicom, filial de Amper, al grupo Duro Felguera, ha supuesto para la compañía tecnológica una minusvalía contable de 7,5 millones, según informó el viernes al mediodía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El jueves, a las 21.57 horas, Amper comunicó al regulador del mercado la operación de venta de Epicom, dedicada a la fabricación y diseño de equipos de seguridad y sistemas criptográficos para comunicaciones seguras, por 4,6 millones. Las acciones de la empresa subieron el viernes un 0,8% cerrando a 1,22 euros.

Con esta operación Amper consigue ampliar el plazo de negociación con la banca acreedora para refinanciar deuda hasta el próximo 16 de diciembre. Las partes se habían dado de plazo hasta el 31 de octubre para refinanciar contemplando la posibilidad de ampliar el periodo de negociación hasta el 16 de diciembre en el caso de que Amper lograra algo de liquidez.

La deuda financiera neta del grupo a septiembre de este año es de 131,5 millones de euros, frente a los 107 millones de deuda en septiembre de 2012.

En los nueve primeros meses del año la compañía presidida por Veremonte, la sociedad del inversor Enrique Bañuelos, ha ingresado 188,6 millones de euros, frente a los 228,3 millones de facturación en el mismo periodo de 2012. El ebitda del grupo se ha reducido a 3,4 millones de euros desde los 5,8 millones registrado en septiembre del pasado año. Veremonte es el primer accionista de Amper, con el 21,6% del capital.

Normas