Acuerdo con un grupo de 28 bancos

Itínere refinancia 1.176 millones de deuda

Itínere ha alcanzado un acuerdo con un grupo de 28 bancos para refinanciar su deuda de 1.176 millones de euros, según informó el grupo de concesiones controlado por Citi.

 

En virtud del acuerdo, Itínere logra aplazar cinco años, hasta finales de 2018, el vencimiento de los préstamos sindicados que vencían dentro de mes y medio.

La deuda corresponde a dos de sus filiales, la sociedad concesionaria de la AP-1 Burgos-Armiñón, y Enaítinere, sociedad que engloba cuatro vías, las gallegas AP-9 y Autostradas (AG-57 y AG-55), la AP-66 Astur-Leonesa y la AP-15 Autopista de Navarra.

En un comunicado, Itínere destacó que la refinanciación “ha tenido lugar en términos muy favorables para la compañía, teniendo en cuenta las actuales condiciones del mercado”.

El grupo de autopistas, participado por Sacyr en un 15,5% (porcentaje que tiene en venta), cerró 2012 con una cifra de negocio de 276,4 millones, un 7,4% menos que un año antes. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se contrajo un 9,2% el pasado ejercicio, hasta situarse en 211 millones de euros, según datos de la compañía que recoge Europa Press.

Itínere es la sociedad que Citi constituyó con las concesiones de autopistas que compró a Sacyr a finales de 2009, y tras posteriormente vender varios de estos activos.

En la actualidad, el fondo Citi Infrastructure, a través de la firma Arecibo Servicios y Gestiones, controla un 54,1% del capital del grupo, que gestiona un total de 550 kilómetros de autopistas en el Norte del país.

En su comunicado, Itínere recuerda que las concesiones de autopistas son proyectos de larga duración, con plazos de concesión de entre veinte y cincuenta años, y que los recursos para desarrollaros se obtienen “en gran parte” de la financiación bancaria, “cuyo plazo (de entre tres y cinco años) no se corresponde con los de las concesiones”. “Por ello, la refinanciación de las deudas bancarias a vencimiento es un proceso normal de este tipo de negocio”, concluye.

Normas