La operación ronda los 120 millones
Metro de Sevilla.
Metro de Sevilla.

Globalvía compra el metro de Sevilla a ACS y Sacyr

Las dos constructoras sumaban el 66% del capital y operan la infraestructura

Desinversión en bloque de las constructoras que ejecutaron y operan el metro de Sevilla. ACS y Sacyr, primeras accionistas con un total del 66% de la concesionaria, arrancaron el proceso de venta antes del verano, tal y como informó CincoDías. Ambas empresas han firmado un acuerdo de venta a Globalvía, operadora participada por FCC y Bankia, pendiente aún del visto bueno de la Junta de Andalucía. La cuantía ronda los 120 millones.

La infraestructura mereció una inversión de 658 millones. La otra constructora en el capital es Gea-21, con el 11%. Además, el fabricante de trenes CAF tiene un 10,31% y la Agencia andaluza de Obra Pública controla el 11,77% restante.

El metro sevillano lleva algo más de cuatro años en funcionamiento. La salida de los accionistas cuando la operación de la concesión está ya lanzada respondería a la política de las dos mayores constructoras de rotar activos. En cuanto a Gea 21, se trata de una importante inyección de capital en pleno concurso de acreedores.

Globalvía, por su parte, se refuerza en concesiones ferroviarias, donde ya cuenta con referencias como el metro de Barajas, tranvía de Parla o metro de Málaga.

El de Sevilla, cuyo primer viaje se produjo en abril de 2009, contó en 2012 con 14 millones de viajeros y declaró un beneficio de 5,7 millones de euros. Las ganancias un año antes alcanzaron los ocho millones.

El accionariado permanece estable desde 2006 y ha sido en este 2013 cuando las constructoras que controlan la concesionaria han movido ficha. Una vez notificada la desinversión a la Agencia de Obra Pública, el organismo público tendrá un plazo de un mes para autorizar o frenar la operación. En todo caso, las fuentes consultadas aseguran que ni ACS ni Sacyr tendrán problema para abandonar el capital de una infraestructura que acumula tres años de resultado positivo.

De los 658 millones que costó el metro (frente a 428 millones presupuestados), 260 millones fueron del BEI, los accionistas aportaron 131 millones (20% del capital) y la Junta aportó los 267 millones restantes .

Normas