Su volumen de crédito a la clientela cae el 9,2%
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en una renovada oficina de la entidad.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en una renovada oficina de la entidad.

Bankia cree que su salud mejora la percepción del inversor sobre España

Hace un año BFA-Bankia era uno de los principales quebraderos de cabeza del Gobierno, el Banco de España y el sector financiero. El equipo gestor encabezado por José Ignacio Goirigolzarri llevaba solo cuatro meses al frente de esta institución que ha necesitado una inyección de capital público de 22.424 millones de euros, de los que 18.000 millones provienen de Europa. Durante los últimos 12 meses Bankia ha logrado que los inversores vuelvan a confiar en la entidad y por extensión en el sistema financiero español, según explicó ayer Sevilla.

Afirmó que la percepción de los inversores hacia Europa, los países periféricos, España y su banca ha mejorado desde agosto. Sevilla cree que esta “buena marcha de Bankia ha ayudado a mejorar la imagen del sector financiero español, y en consecuencia la de España y así también la de los países periféricos de Europa”. Aunque más prudente que el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, Sevilla dijo que hay inversores que quieren comprar acciones, carteras de renta fija, de morosos o inmuebles.

Bankia así quiere aprovechar el momento, razón por la que ha acelerado la venta de su cartera de participadas, como reconoció el directivo. Durante el año las ventas de participadas han generado unos resultados de 245 millones, que se han destinado a reforzar las coberturas de las carteras de crédito y los activos inmobiliarios que permanecen en el balance de la matriz BFA. Además, pretende duplicar en solo tres meses la venta de viviendas, para cerrar el año con más de 4.000 viviendas vendidas de las transferidas a Sareb. “Entre unidades vendidas y subrogadas en los nueve primeros meses del año llevamos 2.000 viviendas. Creo que se va a producir un importante aceleración en el último trimestre”, explicó Sevilla.

El grupo, además, ha consolidado su cuenta de resultados con beneficios positivos. Cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 648 millones de euros (un año antes perdió 7.774 millones), que pasa a ser de 527 millones si se descuentan los minoriatios, y de 353 millones si solo se tiene encuenta Bankia (el banco que cotiza y realiza actividad financiera). Estas cifras no incluyen el efecto del canje de las participaciones preferentes y de la deuda subordinada. Desde el inicio del año ha destinado 825 millones para cubrir los procesos de arbitraje de estos híbridos. A ello se suman otros 1.150 millones que Bankia ha destinado a provisiones (un año antes rondaron los 10.000 millones).

Por segundo trimestre consecutivo Bankia ha logrado mejorar su margen de intereses(pese a reducir su red un 30%), aunque el interanual cae un 24%. También ha mejorado los ingresos por comisiones, que suman 686 millones.

Pierde cuota en depósitos

El número dos de Bankia explica que la fuga de clientes está controlada, y ahora incluso gana cuota en fondos de inversión y créditos –ha pasado de tener un peso del 9,23% al 9,44% en nueve meses–. No así en depósitos, cuya cuota ha pasado desde diciembre a agosto (últimos datos disponibles) del 9,08% al 8,65%, en parte, explica el banco, por el trasvase de este producto a los fondos de inversión. A septiembre, el volumen en cuentas corrientes cayó un 4,3% y las cuentas de ahorro, un 2,5%.

El crédito a la clientela ha caído un 9,2% en este periodo, y eso que el grupo ha ganado cuota, sobre todo en pymes y consumo. De cualquier forma, Sevilla calcula que el sistema financiero volverá a generar crédito nuevo a partir de 2014, una tendencia que “irá aumentando” a lo largo del año.

“El crédito es importante verlo no solo en términos del stock, sino también en términos de originaciones. Los bancos estamos interesados en dar créditos, porque es nuestro negocio y nuestra cuenta de resultados depende de ello”, destacó el directivo.

“En 2014 vamos a ver una aceleración de esta tendencia y la originación de crédito nuevo en el sistema irá aumentando”, concluyó.

Respecto a la morosidad, una de las grandes asignaturas del grupo aún, aumenta hasta el 13,6% pues, aunque el total de dudosos baja la caída es menor que el descenso del crédito total.

En términos de capital, Bankia está en un ratio de capital principal (Core Tier I EBA) del 11,06%, 74 puntos básicos más que hasta junio, y BFA en el 10,81%, pese a los 825 millones de euros que ya se han dedicado desde enero al arbitraje con los preferentistas.

Bankia, no obstante, tiene otra debilidad, Basilea III, que solucionará en cuanto el Gobierno apruebe la norma para que los créditos fiscales sumen como capital.

Colchón de 825 millones para los preferentistas

José Sevilla está convencido de que una vez que se cierre el dramático capítulo de las participaciones preferentes y deuda subordinada, Bankia recuperará definitivamente el impulso comercial que corresponde a un banco de su tamaño. De momento, Sevilla presume de ser “el único banco de Europa que ha cerrado un tercio de su red en un año. No conocemos otro caso”. Bankia espera dar un carpetazo al episodio de las preferentes este año o en el primer trimestre de 2014. Cuenta con 1.795 millones de euros, no incluidos en el resultado, correspondientes al beneficio obtenido por la conversión con quita de las preferentes y subordinadas de los clientes en acciones. Pero el grupo cree muy improbable que la devolución del dinero a los preferentistas sometidos al arbitraje, o los que acudan a la vía judicial sume esta cifra. El banco ha provisionado este trimestre 300 millones para este fin, que se suman a los 525 millones del primer semestre. El grupo cree que más del 60% de dueños de híbridos sometidos al arbitraje recuperarán su inversión. Hay 183.000 contratos –pero que afectan a casi 300.000 clientes– con petición de arbitraje, de los que 37.000 tienen ya laudo a favor. Y hay más de 4.000 casos abiertos en los tribunales.

Normas
Entra en El País para participar