Daniel Dias, director de innovación de ‘cloud computing’ en IBM
“La ‘nube’ nos reportará 5.000 millones en 2015”

“La ‘nube’ nos reportará 5.000 millones en 2015”

Cree que el negocio del ‘cloud’ va a crecer de forma muy rápida y asegura y que las compañías lo van a necesitar de forma inmediata.

Nacido en Bombay y con una larga carrera profesional en EE UU, Daniel Dias es el director de innovación mundial para el cloud computing, o computación en la nube, en IBM. El gigante de EE UU cuenta con 12 laboratorios en el mundo para avanzar en una tecnología que permite a las empresas administrar grandes cantidades de datos y a los usuarios utilizar aplicaciones en webs y móviles. Un informe de IBM asegura que dos tercios de las firmas, de entre 100 y 1.000 empleados de 20 países, están o bien planeando o ya implementando tecnologías basadas en la nube para mejorar la gestión de sus sistemas tecnológicos.

Pregunta. ¿Qué ventajas aporta la nube para las empresas?

respuesta. Hay muchas ventajas. La primera, la de los costes y la eficiencia. Las empresas ven que rápidamente obtienen un una mayor capacidad de trabajo, en computación, almacenamiento y en redes.

P. ¿Las empresas están preparadas?

r. Nuestros grandes clientes cada vez son más conscientes de dar el salto. Pueden utilizar las nubes privadas porque se sientan más seguras, pero también la versión pública.

“Llega la cuarta era de la computación”

Este experto en investigación en tecnologías sabe muy bien lo que viene en el futuro de la informática. “Estamos moviéndonos hacia la cuarta era de la computación”. Explica que la primera fase, en el pasado, fue la de los grandes ordenadores; la segunda la del cliente-servidor; la tercera, internet; “y la cuarta es la combinación de cuatro tecnologías: social, móvil, analítica y la nube”. Es más, explica que estamos llegando a lo que el denomina “cloud 2”. La primera nube se enfocaba a los datos y sistemas de grabación, por ejemplo para la banca, que utiliza datos de transacciones, cuentas, clientes, empleados...

“Y el otro entorno, que está emergiendo, son los denominados sistemas de compromiso. Están creciendo gracias a lo móvil y lo social, que están dando tipo a un nuevos datos relacionados entre ellos, algo que antes no existía. Son los nuevos tipos de datos de la era actual”, explica. “El primer cloud tenía más que ver con ganar en costes y eficiencias y ahora necesitamos también alojar aplicaciones que funcionen muy rápidamente para estas tecnologías. Muchas nuevas aplicaciones móviles funcionan gracias a la nube, igual que muchas aplicaciones sociales”. Además, apunta a que desde el punto de vista del proveedor, también permiten conocer más a los clientes. “Por ejemplo, podemos analizar todo lo que se dice en las redes sociales sobre una compañía. Mucho software de análisis corre en la nube”. El cloud, cuenta, también permite “el internet de las cosas”, es decir, los sensores que transmiten información desde, por ejemplo, un puente o un coche. “Podemos analizar toda esa información y lo utilizamos para que las ciudades sean más inteligentes”. Pero cree que queda mucho por llegar. “Estamos en la fase incipiente de esta cuarta fase de la computación”.

P. ¿Es necesario un socio tecnológico?

r. Es muy importante tener un socio tecnológico porque estas tecnologías cloud evolucionan muy rápido.

P. ¿Y hasta qué punto es una inversión que merezca la pena para las empresas?

r. Hay muchas maneras en que las compañías pueden acceder a los recursos de la nube, una de ellas es la nube pública. Por ejemplo, la de IBM se llama Soft Layer, como la compañía que recientemente hemos adquirido, gracia a la que una empresa puede acceder a versiones de nube pública, privada o mixta. Si estás en Soft Layer no necesitas invertir nada, solo pagas por el servicio.

P. ¿Qué ha supuesto para IBM la compra de Soft Layer?

r. Soft Layer es la gama de productos de cloud de IBM. Ofrece una combinación única de tener acceso a una nube pública, pero también tener tu nube privada en la misma estructura. Y así permite tener muchas nuevas aplicaciones.

P. ¿Por qué fue necesaria la compra?

r. Expande nuestra oferta de cloud y también es muy importante tener capacidades para ofrecer a nuestros clientes. Por ejemplo, nosotros acabamos de anunciar un nuevo cloud center en Cataluña. Gracias a la adquisición tenemos 100.000 servidores más en 30 centros en el mundo.

P. ¿Qué ingresos va a suponer para IBM el negocio cloud?

r. Esperamos que el negocio cloud reporte 7.000 millones de dólares (5.070 millones de euros) en 2015.

P. ¿Y a qué ritmo anual?

r. Va a crecer de forma muy rápida.

P. ¿Cuáles son sus objetivos en este área para IBM?

r. Ofrecer a los clientes todo tipo de soluciones en la nube. Todo el espectro, en público, privado, mixto. Y a todo los niveles, en infraestructuras, plataformas y aplicaciones de software, para ayudar a las empresas para que puedan responder las necesidades de los clientes. Y para que las compañías puedan desarrollar todo tipo de necesidades de seguridad, disponibilidad, flexibilidad, escalabilidad y las herramientas para que ellas puedan desarrollar rápidamente las nuevas aplicaciones.

P. ¿Y en qué fase están las empresas?

r. Las compañías líderes están empezando. Todavía hay un largo camino.

P. ¿Hay alguna compañía española liderando el proceso de implementar la tecnología en la nube?

r. Nosotros nos hemos entrevistado con grandes empresas en España y vemos que están muy avanzadas, con grandes departamentos de innovación y muy potentes.

Normas
Entra en El País para participar