Requieren menos inversión que las tiendas tradicionales
Una de las ‘flag store’ puestas en marcha en los centros comerciales de Sonae Sierra en Portugal.
Una de las ‘flag store’ puestas en marcha en los centros comerciales de Sonae Sierra en Portugal.

Sonae Sierra estrena locales pensados para emprendedores

La inmobiliaria portuguesa Sonae Sierra, especializada en operar en centros comerciales, ha lanzado en España un nuevo modelo de tienda, denominado flash store, destinado a emprendedores con negocios innovadores que requieren locales durante grandes periodos de tiempo y que, por tanto, precisan de una menor inversión inicial.

La iniciativa llega a España después de su lanzamiento en Portugal, donde Sonae Sierra gestiona 22 centros comerciales y ha firmado hasta la fecha 62 contratos de este tipo. Los nuevos locales estarán disponibles en los 12 centros comerciales que la empresa gestiona en España y que de momento ya cuentan con siete establecimientos bajo esta fórmula. Una iniciativa que surge en un momento en el que la crisis ha provocado el cierre de un gran número de establecimientos tanto en centros comerciales como a pie de calle.

El único requisito que pone Sonae Sierra para instalarse en este nuevo tipo de establecimiento es que se trate de un proyecto innovador que busque una instalación por entre uno y seis meses, aunque más tarde decida mantenerse en el centro comercial en un mayor periodo. De esta manera, la compañía busca “fortalecer el tejido empresarial del país, dando facilidades a pequeñas empresas y emprendedores” y dar una nueva ventana de exhibición a los emprendedores, dado que los centros comerciales que gestiona en España recibieron el año pasado un total de 72 millones de visitantes.

Fuentes de Sonae Sierra aseguran que el objetivo de la compañía es lograr 10 contratos de este tipo en sus centros comerciales antes de final de año, una campaña para la que cuenta con un presupuesto de 50.000 euros y para la que ha puesto en marcha cuatro conceptos distintos: pop-up store, destinadas a productos de temporada o colecciones exclusivas; lounge, locales ideados para aquellas iniciativas que requieren la interacción del cliente; las coop store, donde el espacio se comparte entre distintos proyectos, y el lab store, utilizado para comprobar la aceptación del público sobre un nuevo producto o marca. Además, apuntan a que la inversión requerida por parte del empresario depende de cada centro comercial y el local que precisa ocupar el establecimiento.

Con todo, Sonae Sierra quiere diferenciar este nuevo tipo de espacios con el concepto de quiosco que se ha instalado desde hace unos años en los centros comerciales españoles, que requieren un espacio menor y están situados habitualmente en los pasillos de estos espacios de ocio y consumo.

El fenómeno One Direction
Las tiendas efímeras se están convirtiendo en una tendencia al alza que ha logrado alcanzar grandes repercusiones. Así sucedió con las dos tiendas con merchandising del grupo de música One Direction instaló en Barcelona y Madrid con motivo de la visita del grupo a las ciudades españolas dentro de su gira internacional. Unos establecimientos que permanecieron abiertos tan solo dos semanas y que lograron la atracción de numerosos fans del quinteto y que demostraron que el fenómeno de las pop-up stores ha llegado a España para quedarse. “Es un mercado con un gran potencial de crecimiento en las ciudades españolas”, declaran desde la agencia Better, especializada en el montaje de estos locales.

‘Pop-up stores’ que resucitan viejas fábricas

Localización del Rec Experimental Stores.
Localización del Rec Experimental Stores.

De los centros comerciales a patios de manzana, pasando por barrios industriales abandonados hace décadas. El origen de las pop-up stores se remonta a hace más de una década en Estados Unidos y su crecimiento y visibilidad en España es cada vez mayor. Entre el 6 y el 9 de noviembre el barrio del Rec de Igualada, Barcelona, celebrará una nueva edición del Rec Experimental Stores, un evento efímero en el que se transforma todo un barrio, las antiguas fábricas de curtidos, en el escaparate de más de 50 marcas de ropa y calzado, entre las que se encontrarán firmas nacionales como Desigual, Sita Murt, TCN, Custo Barcelona, Mango, Antonio Miró y Miriam Ponsa, pasando por enseñas internacionales como Levi’s, Quiksilver o Elements.

Se trata de la novena edición de este evento que se ha convertido en “la mayor concentración de ventas especiales de marcas y diseñadores de moda que se hace en el sur de Europa” y que venderán sus artículos con grandes descuentos sobre el precio habitual.

El Rec Experimental Stores busca aunar la expansión de las tiendas pop-up, que reciben en cada edición un mayor número de visitantes (en la última edición recibieron 76.000 visitas y se superaron las 130.000 prendas vendidas), con el mantenimiento del patrimonio cultural y la conservación del espíritu industrial de un barrio.

Normas
Entra en El País para participar