El BCE ha anunciado hoy los nuevos criterios

Guindos pide a la UE transparencia en los test de estrés de 2014 a la banca

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha incidido este miércoles en que España pedirá a la UE la máxima transparencia en los test de estrés que realizará a la banca del Viejo Continente en 2014 -cuyos requisitos básicos ha publicado este miércoles- para despejar las dudas existentes en los mercados.

En la inauguración de una cumbre de fondos de inversión en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point (BMP) que ha contado con unos 250 asistentes, ha defendido que la banca española ha hecho sus deberes de saneamiento, y que los nuevos test de estrés a la banca europea son “un proceso fundamental porque la banca europea genera incertidumbres”.

Por ello, ha señalado que es importante un análisis serio y homogéneo para eliminar estas dudas, y ha alertado de que si no fuese así, “estaría en duda el propio Banco Central Europeo (BCE)” como futuro supervisor único, y por eso es clave que se haga correctamente.

De Guindos ha afirmado que el sector inmobiliario es “fundamental” para la economía española y lo seguirá siendo en el futuro, aunque el crédito todavía tardará en llegar a este segmento de actividad, ya que, por ejemplo, la banca que ha recibido ayudas públicas no puede dar crédito inmobiliario porque fue causa de sus problemas por su peso excesivo en el balance.

En la economía general, ha augurado que se empieza a percibir demanda solvente de crédito, lo que unido a la fase final de reestructuración de la banca española, hace prever la vuelta del flujo de crédito, aunque no en tanta cantidad como hace diez años; en todo caso, se ha mostrado convencido de que “la economía española será mejor en los próximos diez años que en los últimos diez”.

Cataluña y el FLA

Preguntado por alternativas para que Cataluña reciba los 1.700 millones de euros que había solicitado al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para pagar a proveedores y que el Gobierno no le ha aceptado para no duplicarse con el Fondo de Pago a Proveedores, se ha limitado a repasar que Cataluña ya ha recibido unos 22.000 millones entre estos dos instrumentos y se seguirá beneficiando de ellos.

En este sentido, ha afirmado que estos instrumentos ponen “de manifiesto la solidaridad” existente en España y que beneficia a autonomías y ayuntamientos, y ha señalado que Cataluña se ahorra unos 500 millones de euros anuales en intereses por la financiación a través del FLA, porque tiene un interés inferior al del mercado, lo que al final de la vida del crédito supondrá un ahorro de 3.500 millones.

 

Normas