El precio de compra de los derechos es 0,153 euros
Santander remunera a sus socios: ¿acciones o dividendo en efectivo?

Santander remunera a sus socios: ¿acciones o dividendo en efectivo?

Noviembre es junto a enero y julio uno de los meses elegidos por las compañías para recompensar la fidelidad del accionistas y Santander no ha querido faltar a la cita. El banco de Emilio Botín se encuentra sumido en pleno proceso de ampliación de capital liberada con derecho de suscripción preferente para el accionista. Es decir, la entidad, siguiendo la tendencia que impera desde 2009, ha decido repartir dividendos, pero no a través de la vía tradicional del efectivo, sino por medio de la modalidad del scrip dividend. Esta fórmula permite combinar la retribución a la vez que delimita la salida de caja. Y como en todo scrip dividend el accionista dispone de tres posibilidades. La primera de ellas, empleada por defecto por parte de la entidad, consiste en la entrega de acciones de acuerdo a las condiciones fijadas (en este caso el accionistas recibirá una nueva acción por cada 41 derechos), la segunda pasa por la venta de los derechos al banco, esto equivaldría a la recepción del dinero contante y sonante, y la tercera y última, la venta de los derechos en el mercado.

¿Qué opción es la más rentable? 

En primer lugar todo depende de lo que el accionista prefiera, es decir, si su intención es aumentar su participación en Santander, tan solo tendrá que esperar a la recepción de los nuevos títulos una vez concluya el proceso. Si por el contrario, lo que prima es la liquidez cuenta con las otras dos alternativas (venta de los derechos en el mercado o recompra por parte de la entidad). Para esto último, el seguimiento de la cotización es algo fundamental para sacar mayor partido al scrip dividend.

Venta de los derechos a Santander

En las anteriores ampliaciones de capital con derecho de suscripción preferente y coincidiendo con el fuerte castigo sufrido por el sector financiero en el Bolsa, la venta de los derechos a la entidad era la opción más rentable para los que estaban interesados en el dinero en efectivo. En la práctica equivale a cobrar el dividendo tradicional. Para el segundo dividendo a cuenta de 2013 que ahora reparte Santander, y de acuerdo a la información remitida a la CNMV, todos aquellos que estén interesados en esta vía disponen hasta el 25 de octubre para solicitar a la entidad la compra de los derechos. Ese día finaliza el plazo para que el accionista acuda a la entidad en la que están depositados los títulos y solicite la recompra por parte de Santander. El pago del dinero en efectivo está previsto para el 4 de noviembre y el precio fijado son 0,153 euros.

Venta de los derechos en el mercado

En momentos alcistas, la venta de los derechos en el mercado puede convertirse en la opción más acertada para sacar partido de las rentabilidades. El precio de compra fijado por la entidad en este caso concreto son los 0,153 euros. Desde que comenzó la negociación de los títulos el pasado 16 de octubre hasta la actualidad, estos han aumentado un 4,% y se sitúan a día de hoy en los 0,159 euros. Si continúa esta tendencia, que se ha visto favorecida por el fuerte impulso del Ibex hasta hoy, la opción más rentable para los que busquen liquidez sería esta. 

Retenciones fiscales

Además del seguimiento de la evolución del banco en Bolsa otro de los aspectos a los que conviene estar atentos es el de la retención fiscal. Todo el que opte por la recepción de las nuevas acciones por importe de 0,5 euros queda exento del pago fiscal, el cual se aplaza al momento de venta de las acciones. Por su parte, lo mismo sucede para el que venda los derechos el mercado, mientras el que se decante por la retribución se le aplicará una retención del 21%, eso sí los primeros 1.500 euros percibidos en concepto de dividendo están exentos de tributar.

Normas