Eurostat confirma un desfase del 10,6% en 2012
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. EFE

La ayuda a la banca sitúa a España como el país con más déficit de la UE

Si se descuenta el resctate finaciero, los números rojos bajan hasta el 6,9%

Alemania es el único país europeo que cerró el año anterior con superávit

Eurostat, la oficina estadística del Gobierno, ha confirmado hoy los datos de déficit remitidos por el Gobierno de Mariano Rajoy. Así, España registró un déficit público 109.572 millones, un 10,6% del PIB. Sin embargo, esta cifra incluye el efecto del rescate bancario que no se tiene en cuenta a la hora de determinar el cumplimiento de los objetivos de déficit marcados por Bruselas. Si se omiten las partidas de ayuda a la banca, los números rojos descienden hasta el 6,9%, una cifra superior al 6,8% que anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado mes de septiembre. Esta diferencia se explica porque Eurostat resta de las inyecciones públicas de capital, los intereses y garantías de avales cobrados por el Estado. Así, el efecto neto del rescate financiero para la oficina estadística asciende a 38.360 millones, una cifra que Hacienda eleva a 39.139 millones.

Por otro lado, los datos oficiales muestran que la deuda pública cerró en 2012 en el 86% del PIB, por debajo de la media de la zona euro y por encima del promedio de la Unión Europea. En cualquier caso, el nivel de pasivo en España crece a mayor ritmo que el de sus socios de la UE. Según las previsiones del Gobierno, la deuda pública superará el nivel psicológico del 100% del PIB en 2015.

Más allá del déficit y la deuda pública, España destaca por su bajo nivel de recaudación. Los ingresos del conjunto de la Administración Pública alcanzaron el 37,1% del PIB en 2012, una cifra muy inferior al 46,3% del PIB registrado de media en la eurozona. Países como Grecia recaudan más que España.

El gasto público en España se situó en el 47,8%, un nivel que incluyó las partidas destinadas a rescatar a la banca. Si se descuentan, el gasto público en España baja hasta el 44% del PIB frente al 49,9% de media de la eurozona. Así, España ingresa 9,2 puntos menos que la media de los países que utilizan el euro y gasta también seis puntos menos que el promedio de la zona euro.

Todos los países de la UE registran déficit, es decir, gastaron en 2012 más de lo que ingresaron. Solo hay una excepción. Alemania es el único Estado miembro que cerró el año anterior con un ligero superávit del 0,1% de su PIB.

Normas