Da a conocer la postura oficial del grupo a través de un comunicado
Manifestación de trabajadores de Fagor, el viernes en Mondragón.
Manifestación de trabajadores de Fagor, el viernes en Mondragón.

Corporación Mondragón reafirma su confianza en el modelo cooperativo

Repasa sus principales magnitudes económicas que confirman, a su juicio, “la validez y eficacia del modelo cooperativo"

La Corporación Mondragón, a la que pertenece Fagor Electrodomésticos, que se encuentra en preconcurso de acreedores, ha reafirmado este sábado su “confianza plena” en el modelo cooperativo, su compromiso con la actividad empresarial y el empleo, y su defensa de los mecanismos de solidaridad existentes en el grupo.

La Corporación Mondragón, conocida anteriormente como MCC, ha dado a conocer la postura oficial del grupo a través de un comunicado, en el que destaca “la validez y fortaleza de su modelo cooperativo, basado en el protagonismo de las personas y en la solidaridad”.

MCC sale así al paso de las noticias difundidas desde que el pasado miércoles se hizo público que una de sus cooperativas más emblemáticas, Fagor Electrodomésticos, se encontraba en preconcurso de acreedores.

En su nota de prensa, la Corporación Mondragón, repasa sus principales magnitudes económicas que confirman, a su juicio, “la validez y eficacia del modelo cooperativo en un contexto de crisis generalizada con una fuerte destrucción de puestos de trabajo”.

Asegura que al conjunto de cooperativas, “autónomas y jurídicamente independientes, que agrupa Mondragón les unen unos “mecanismos de solidaridad, que han servido de apoyo mutuo en el pasado y que serán señas de identidad en el futuro”.

SALVAR MIL EMPLEOS

El grupo guipuzcoano no aclara en su comunicado oficial cuántos puestos de trabajo de Fagor Electrodomésticos estima que se podrán salvar, aunque una fuente autorizada indicó ayer a Efe que intentarán mantener en torno a mil empleos a través de “recolocaciones” y el mantenimiento de alguna línea viable dentro de la empresa, que cuenta en Euskadi con 1.800 trabajadores.

Entre las magnitudes económicas que ha facilitado, figura que Fagor Electrodomésticos representa un 8,1% de las ventas del conjunto de las cooperativas.

Fagor Electrodomésticos representa un 8,1% de las ventas del conjunto de las cooperativas

MCC, que reivindica su condición de primer grupo industrial vasco y décimo en la clasificación de las principales empresas españolas, cuenta en la actualidad con 289 entidades, de las cuales 110 son cooperativas y emplea a 80.321 personas -el 42 % en el País Vasco, el 40 % en el resto de España y el 17 % en el mercado internacional-.

De estas, 36.963 desarrollan su tarea en el Área Industrial, 39.839 en la de Distribución, 2.486 personas en la financiera y 1.033 en la del conocimiento.

El grupo cerró 2012 con unas ventas de 12.903 millones de euros, de las cuales 4.004 millones corresponden al exterior, donde trabajan 14.000 personas repartidas en 105 centros productivos, mientras que sus inversiones superan 331 millones de euros.

Este grupo de economía social ha querido dejar clara también su firme apuesta por “la investigación y la innovación”, reflejada en sus quince centros tecnológicos y en los 2.096 investigadores que trabajan en la corporación, que invirtió 160 millones de euros en I+D+i en 2012 y que cuenta con una universidad propia.

Recuerda que la Corporación Mondragón integra a “empresas líderes en sectores industriales fuertemente diversificados como máquina herramienta, elevación, bienes de consumo, componentes industriales, automoción, consultoría, o construcción”.

En el caso de Fagor, aclara que se trata de una marca no asociada únicamente al sector de electrodomésticos, sino que también es la enseña comercial de diversas actividades industriales que son “punteras en sectores como automoción, componentes electrónicos o bienes de equipo”.

HOJA DE RUTA 2013-2016

Esta gran conglomerado de empresas, que ha funcionado históricamente bajo las siglas de MCC, cuenta con una “hoja de ruta para el cuatrienio 2013-2016”, en la que el reto principal es “transformar el tejido empresarial acelerando el proceso de transición hacia sectores y mercados de mayor valor para generar negocios rentables y sostenibles y empleo de valor añadido”.

Este objetivo pivotará sobre cinco estrategias: el dimensionamiento de las actividades para ser competitivos, la internacionalización, la innovación, la cooperación entre empresas del grupo y la apuesta por el modelo cooperativo.

La importancia del grupo en la economía vasca se refleja en que éste representa el 3,2% del PIB de esta comunidad autónoma, donde aporta además el 3,5% del empleo total y el 8,4% del industrial.

Normas