La contracción dispara la tasa de mora por encima del 12%
Detalle de la fachada del Banco de España.
Detalle de la fachada del Banco de España.

La banca reduce el crédito concedido a niveles de 2006

De cada 100 euros que presta la banca, 12 no le son devueltos. Nunca antes había ocurido. El volumen de morosidad sobre el crédito que conceden bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieras volvió a marcar un nuevo máximo histórico en agosto, en el 12,12%, según los datos que el Banco de España lleva recopilando desde hace más de medio siglo.

El recrudecimiento de la crisis, las también desconocidas cotas de desempleo que sufre el país o la revisión de los préstamos refinanciados impuesta por el supervisor bancario para aflorar la mora oculta son algunos de los principales factores que vienen elevando el volumen de impagos hasta los 180.673 millones de euros.

En términos cuantitativos, sin embargo, esta cifra ha llegado a ser mucho mayor, alcanzando los 191.588 millones de euros el pasado noviembre, pero entonces la tasa de mora era solo del 11%. El salto por encima del 12% se produce porque, en paralelo, el volumen de crédito vivo concedido por la banca ha venido reduciéndose. Concretamente a niveles de hace siete años.

Así, el saldo de préstamos concedidos por el conjunto de las entidades de crédito a empresas y familias cayó en agosto a 1,490 billones de euros, la cifra más baja desde noviembre de 2006 y muy lejos ya de los 1,869 billones alcanzados en el pico, a finales de 2008.

La contracción sufrida por la cartera crediticia en último año ha sido del 12,17%, frente a los 1,698 billones de euros registrados en agosto de 2012. En este mismo periodo, el volumen de créditos morosos, que se consideran así después de tres meses consecutivos de impago, ha aumentado en 1.897 millones de euros, ya que entonces sumaban 178.776 millones de euros y el porcentaje de mora se encontraba en el 10,52 %.

Durante el presente ejercicio se han producido dos fenómenos contrapuestos. De un lado, el traspaso a Sareb de los créditos a promotor de las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia) y asistidas (BMN, Liberbank, Caja3 y Ceiss) redujeron drásticamente el volumen de créditos impagados, que llegó a caer a 162.000 millones en febrero.

Poco después, sin embargo, el Banco de España instó a la banca a reclasificar toda su cartera de préstamos refinanciados ante el temor de que estos acuerdos estuvieran escondiendo en realidad carteras de crédito impagado. La revisión realizada por el sector ha venido incrementando a mayor ritmo del volumen de créditos impagados desde entonces. Pero dado que el plazo concluyó a finales de septiembre, es de esperar que los datos de dicho mes arrojen un incremento significativo de la mora.

El boletín conjunto de la agencia de gestión de cobro GESIF y la agencia de calificación de riesgo española Axesor estima que la tasa de mora alcanzará el 13,3% para finales de año.

Normas