La constructora ha subido un 38% en Bolsa en lo que va de año
Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la última junta general de accionistas
Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la última junta general de accionistas

Bankia Bolsa, Espirito Santo y Société mejoran su recomendación sobre ACS

Bankia Bolsa mejoró el lunes su recomendación sobre ACS desde sobreponderar hasta comprar y elevó el precio objetivo hasta los 29 euros, frente a los 23,10 euros que estimaba hasta ahora para la constructora. Sigue la estela de Espirito Santo, que también ha mejorado recientemente su visión sobre esta compañía y aconseja comprar frente a su anterior recomendación neutral. También Société Générale establece una recomendación de compra para la empresa presidida por Florentino Pérez, en su caso, con un precio objetivo de 29,80 euros. La cotización de la constructora ha subido un 38% en lo que va de año. Alcanzó su máximo anual en los 24,84 euros y ahora se mueve muy cerca de ese nivel, en los 24,45.

Para Philippe Ferreira, estratega de Société Générale, ACS es una de las compañías españolas del sector de la construcción que presentan un mayor atractivo para el inversor, aunque por detrás de Ferrovial. Destaca que ha sido capaz de reducir su dependencia del mercado nacional aumentando su negocio en el extranjero. Por áreas geográficas, Asia Pacífico aporta cerca del 39% de las ventas, América un 34% y Europa un 26%. España representa un 15% de sus ventas totales, según los resultados de la compañía en el primer semestre del año.

Soledad Pellón, analista de IG Markets, apunta que “es buen momento para los valores cíclicos y en ese pack se encuentra ACS. Pensamos que en cuanto se llegue a un acuerdo en EE.UU podríamos ver un repunte adicional de las Bolsas encabezado por los valores cíclicos”. Por su parte, Rodrigo García, analista de XTB, también estima que el escenario más probable es que las subidas continúen para ACS en el parqué. “Para esta compañía, destacamos la importante reestructuración que está llevando a cabo así como su vuelta a los beneficios en este 2013, que han hecho que muchos inversores estimen que esto ya marca un punto de inflexión en la compañía que tocaba fondo en julio de 2012 en los 10 euros”, afirma.

No todos los analistas tienen perspectivas tan optimistas para ACS. Así, la mayoría de los expertos recapitulados por Bloomberg (hasta un 60,9% de ellos) recomienda mantener. Tan solo un 26,1% de ellos aconseja comprar y un 13% no ve potencial de revalorización de las acciones de la compañía y cree que lo mejor es vender. El precio objetivo del consenso de los analistas para la constructora dentro de doce meses se sitúa en los 23,93 euros, por debajo de su cotización actual.

ACS 22,66 -0,31%

Victoria Torre, analista de Self Bank, considera que las mejoras de las visiones del valor por parte de distintas casas se deben a “las mejores perspectivas de la economía mundial y de la compañía, que en los últimos meses ha sido bastante activa en la renovación de sus carteras de obras”. También le parece atractivo su PER actual, por debajo de otras empresas comparables. Sin embargo, Torre cree que la empresa no tiene potencial de revalorización en Bolsa por la fuerte subida que ha experimentado en lo que va de año y recuerda que ACS “tiene en su elevado endeudamiento uno de sus caballos de batalla. Sería positivo para la compañía que siguiera dando los pasos adecuados para la reducción de su deuda”.

Los terremotos producidos por el almacén de gas Castor, cuya explotación fue concedida en 2008 a la sociedad Escal UGS, participada en un 66% por ACS, de momento no han dañado en exceso a la compañía. En el real decreto por el que se concede la explotación a esta sociedad se incluye una compensación por el cese de la actividad de Castor, incluso aunque se produzca como consecuencia de dolo o negligencia de la empresa promotora. El Gobierno impugnó ante el Supremo en noviembre de 2012 esta cláusula al considerarla abusiva. “Lógicamente la situación de la planta de almacenamiento subterráneo no puede ser una buena noticia para el valor. No obstante, muchas son las voces que afirman que, debido a las garantías legales, en el peor de los casos los malos resultados para la compañía no van a ser demasiado elevados”, explica García.

Normas
Entra en El País para participar