Presentación de la imagen corporativa

Así es la nueva marca Iberia

El consejero delegado, Luis Gallego, habla de nueva era para la compañía

Iberia prevé un acuerdo de mejora de la productividad con la plantilla antes de fin de año

El nuevo plan de crecimiento depende de la rebaja de la estructura de costes laborales

 

"Iberia ha sido embajadora de España durante 86 años y lo seguirá siendo con pasión y orgullo durante 86 años más. La nueva imagen lleva con mucha honra los colores de la bandera y la corona", ha destacado el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, en la presentación de la nueva imagen corporativa de la aerolínea.

El rojo gana peso y comparte protagonismo con el amarillo. Marco Sansavini, director comercial de la compañía, habla de imagen y colores vibrantes para la Iberia del siglo XXI. "La empresa debe centrarse en el cliente, mostrar los valores de España y el talento de los españoles, su nexo de unión con América y lograr que el viajero se sienta como en casa al subir a un avión", ha señalado.

Pero el peso de la presentación y las posteriores respuestas a la prensa han recaído sobre el consejero delegado, Luis Gallego, quien aprecia ilusión en la plantilla ante la nueva andadura. "Tenemos la suerte de esta bajo el paraguas de un grupo fuerte como es IAG y vamos a demostrar la capacidad de reacción que tiene esta casa".

Gallego ha señalado que la vuelta a beneficios de Iberia dependerá en buena parte de las negociaciones que la dirección mantiene en estos momentos con los distintos colectivos de trabajadores. El ejecutivo espera tener acuerdos cerrados antes de que finalice el año y poder presentar el consiguiente plan de crecimiento. De momento, el consejero delegado de Iberia ha adelantado que su empresa no tiene intención de recortar nuevas rutas en 2014, pero reconoce que la incertidumbre sigue rodeando a la empresa mientras no tenga clara su estructura de costes. "Tengo claro que no volveremos a situaciones del conflicto y que Iberia saldrá reforzada y con unos costes competitivos que no harán fuertes frente a cualquier reto y ante cualquier competidor".

El proceso de transformación de la marca de Iberia comenzó hace tres años y su implantación podría llevarse otros tres años más. Los directivos no han querido desvelar la inversión, que reconocen millonaria, y señalan que el cambio de imagen afectará a los aviones, página web, señalización del aeropuerto, etcétera. El quinto Airbus 330 que la firma espera para mediados de noviembre será bautizado como Juan Carlos I y vendrá pintado bajo los nuevos cánones impulsados en Iberia.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar