Se amplía a 14 días el plazo para las devoluciones
La ministra de Sanidad, Ana Mato. EFEArchivo
La ministra de Sanidad, Ana Mato. EFE/Archivo EFE

Compras 'online': qué cambia con la nueva ley de Consumidores

"Atendemos a las demandas de un sector en auge". Así ha presentado Ana Mato, la ministra de Sanidad y Consumo, los cambios en la ley de Consumidores que ha aprobado hoy el Ejecutivo. El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno al proyecto de ley para la defensa de los consumidores y usuarios, que, entre otros objetivos, pretende mejorar la "protección de los derechos de los compradores" en todas las transacciones a distancia.

El Gobierno ya tramitó el anteproyecto de la ley de defensa de los consumidores el pasado 19 de abril, y volverá este texto a la mesa del Consejo de Ministros para su aprobación como proyecto y su envío al Parlamento. Estos son algunos cambios:

1. Precio. El proyecto determina que el usuario siempre tendrá acceso al precio final de un producto antes de que concluya su compra por internet. El consumidor tendrá que aceptar el precio final antes de que concluya la transacción para evitar las cargas encubiertas o adicionales

2. Plazo. El texto amplía el plazo para poder devolver, al aumentar de los siete días hábiles actuales a 14 naturales. No obstante, queda automáticamente ampliado a 12  meses en caso de que no se hubiera informado al consumidor sobre el derecho de ejercerlo.

3. Desistimiento. La norma incorpora un formulario de desestimiento común en Europa que facilita el ejercicio de este derecho y que se tendrá que facilitar junto a la información previa al contrato.

4. Contratos por teléfono: en los contratos telefónicos, el consumidor y usuario solo quedará vinculado una vez haya firmado la oferta o enviado su acuerdo por escrito en papel, por fax, correo electrónico o SMS.

5. Tarifa de la línea telefónica. La norma regula que en caso de que el empresario decida habilitar una línea telefónica para comunicarse con sus clientes en relación al contrato, el uso de la misma no podrá suponer un coste superior al de la tarifa básica.

Según  ha dicho Mato, una mayor garantía de los derechos de los consumidores "impulsará la utilización de las nuevas tecnologías" como medio para contratar bienes y servicios por esta vía.

Normas