El grupo Petaquilla anunció en 2012 la apertura de una mina en Huelva
Cristóbal Colón, en una imagen de la fundación Castila del Oro.
Cristóbal Colón, en una imagen de la fundación Castila del Oro.

Cristóbal Colón busca oro en España, pero aún no lo descubre

Cristóbal Colón preside en España la filial del grupo minero Petaquilla

La compañía es propietaria de la mina Lomero Poyatos, en Huelva

Los planes del grupo de producción se retrasan

Cristóbal Colón de Carvajal y Gorosabelos, descendiente del mismo Cristóbal Colón que hace 521 años dirigiera una expedición a través del océano que cambió el rumbo de la humanidad, está embarcado en una aventura que, como la de su antecesor, tiene un final incierto. Colón de Carvajal está al frente en España de una filial del grupo Petaquilla, una empresa minera de capital panameño y canadiense, que cotiza en Vancouver, y que pretende reabrir una antigua mina en Huelva, la de Lomero Poyatos, y encontrar minerales preciosos.

El consejero de Economía de la Junta de Andalucía, Antonio Ávila, adelantó el año pasado que en 2013 se reabriría la mina y que la empresa invertiría más de 100 millones de euros dando empleo a 144 personas. Pero ahora mismo el estado de las cuentas de la empresa y el de las obras de la mina española arrojan dudas sobre el inicio de la explotación del complejo minero andaluz.

El grupo ha presentado esta semana resultados, que pueden consultarse en la SEC, el regulador del mercado de Estados Unidos. En ellos la compañía advierte que ha detectado lagunas informativas sobre su filial en España, Corporación de Recursos Ibéricos, ya que no ha dispuesto de “los suficientes recursos contables” y que tratará de subsanarlos durante 2014. La consultora EY, que audita los ejercicios de Petaquilla Minerals, señala en su informe de auditoría que el grupo presenta un déficit a 30 de junio de 85,6 millones de dólares, lo que apunta “la existencia de una incertidumbre que plantea una duda importante sobre la capacidad de la empresa para continuar su negocio”.

La compañía explica en sus últimas cuentas que ha incumplido determinados acuerdos financieros con Deutsche Bank lo que “plantea una duda importante sobre la capacidad de la compañía para continuar con el negocio”. El grupo asegura que ha estado “negociando acuerdos de financiación alternativos con varias partes”, pero admite que “no puede haber ninguna garantía de que se obtendrá financiación”.

Un portavoz del grupo ha recordado a este diario que las empresas de minería tienen un fondo de maniobra negativo hasta que logran extraer mineral. “Esto no quiere decir que la situación de Petaquilla sea mala, es normal que esto ocurra en una empresa minera en primeras etapas de extracción”. Además, añadió, que el precio del oro ha caído en los últimos meses y que esto afecta al fondo de maniobra. Sobre el proyecto en España admitió que los plazos previstos “no se han cumplido, pero ya hemos invertido 11 millones de dólares y estamos interesados en llevarlo a cabo”. El mismo portavoz añadió que falta un permiso de la Junta de Andalucía para iniciar la extracción de agua de la mina.

Desde la Junta de Andalucía se ha explicado a este diario que hay pendiente una reunión con representantes de la compañía para actualizar el proyecto.

Comandante de la Armada, piloto de helicóptero

Cristóbal Colón de Carvajal fue nombrado el pasado mes de enero miembro del comité de dirección de Petaquilla Minerals. La compañía minera informó con motivo del nombramiento que el nuevo ejecutivo de Petaquilla ha sido vicepresidente de la aseguradora Ocaso, ha servido como comandante en la Armada Española, ha sido piloto de helicóptero y ha sido reconocido con una medalla otorgada por el Estado polaco por “sacrificio y coraje”; además ha representado a España en eventos oficiales celebrados en América Latina y Caribe.

Este diario ha tratado en varias ocasiones de ponerse en contacto con el ejecutivo, pero no ha sido posible.

En España, Cristóbal Colón de Carvajal preside la fundación Castilla del Oro, creada en Panamá y dependiente a su vez de otra fundación del grupo Petaquilla. El nombre de la fundación responde a la denominación que la Corona española otorgó a varias provincias panameñas hace 500 años. El objetivo de la fundación, según explica en su web, es el de dotar a las zonas donde intervenga de infraestructuras como “centro de convenciones, hoteles, parques temáticos, centros educativos y de formación”, y de cuidar el patrimonio histórico, artístico y cultural tanto en España como en Panamá.

Minas en Panamá, España y Portugal

Petaquilla Minerals es propietaria de la mina de oro de Molejon, en Panamá, su principal activo, y de la de Lomero Poyatos en España. También controla en Portugal la empresa minera de oro Banjas and Jales-Gralheira, con proyectos en Oporto.

El grupo, presidido por Richard Fifer, cotiza en la Bolsa de Vancouver, Canadá, con un valor de mercado actual de 68,9 millones de dólares canadienses. En los últimos trimestres ha ingresado más de 25 millones de dólares canadienses.

La cotización de la acción del grupo se encuentra ahora en los niveles más bajos de la última década, en el entorno de los 0,3 dólares canadienses por título. Entre 2006 y 2007 el valor alcanzó su mayor cota superando los tres dólares por acción.

Corporación de Recursos Iberia, la filial española de Petaquilla, registró en 2011, el último ejercicio que es posible ahora consultar en el Registro Mercantil, 1,5 millones de pérdidas (0,1 millones en 2010). La empresa adquirió las concesiones mineras de las explotaciones en Huelva el 17 de mayo de 2010. Según explica la empresa en sus cuentas de 2011, las concesiones mineras compradas en Andalucía expiran en el año 2033. El consejo de administración de la empresa española recibió una retribución en 2011, que se corresponde con los servicios prestados a la sociedad, de 364.646 euros.


 

Normas
Entra en El País para participar