Achacan la elevada tasa de paro al exceso de población activa acumulado en el boom
El presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), César Alierta, junto con el presidente de la CEOE, Juan Rosell,
El presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), César Alierta, junto con el presidente de la CEOE, Juan Rosell,

Las grandes empresas rebaten al FMI y señalan que España ya está creciendo

Auguran que el PIB habría aumentado un 0,1% en el tercer trimestre y un 0,2% en el cuarto

Vaticinan que la economía podrá crear empleo con un aumento del PIB inferior al 1,5%

El Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), que engloba a 15 grandes multinacionales y a Instituto de Empresa Familiar, y CEOE no se creen las estimaciones del FMI, que prevé que la economía española crecerá apenas un 0,2% este año y que afronta una larga etapa de estancamiento. Para tratar de rebatirlas han presentado conjuntamente un informe elaborado por los técnicos del CEC “España emprende y exporta”, en el que auguran que la economía española ya habría crecido en el tercer trimestre de este año (un 0,1%) y que el PIB logrará un avance del 0,9% a finales de 2014.

El estudio justifica sus previsiones en la relajación de la consolidación fiscal (España dispondrá de dos años adicionales para llevar el déficit al 3% del PIB) y en el tirón del sector exterior. “Habrá una menor contribución negativa de la demanda interna, ante el menor ajuste fiscal y el menor impacto negativo de la construcción en la inversión”, subraya el estudio que incide en que esa mejoría tendrá un leve impacto en el mercado laboral. De hecho prevé que habrá creación neta de empleo el próximo ejercicio, lo que redundará en un descenso de la tasa de paro, aunque no lo cuantifica. El informe justifica el excesivo nivel de desempleo por el crecimiento desproporcionado de la población activa durante el boom inmobiliario. En los últimos doce años, el número de personas en edad y en disposición de buscar empleo creció en España en 5,5 millones de personas, frente a los 2,3 millones de Italia, los 1,9 millones de Francia o los 1,5 de Alemania.

En la presentación han participado el presidente del CEC y de Telefónica, César Alierta, el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el director general del CEC, Fernando Casado, que han incidido en constatar la recuperación de la economía española. “La economía española va a tener un crecimiento sostenido en los próximos años. La recesión se ha acabado y los mejores indicadores son el superávit por cuenta corriente después de tener un déficit de 100.000 millones en 2007 y la prima de riesgo que se ha estabilizado en 250 puntos”, ha apuntado Alierta. En su intervención se ha mostrado muy crítico con las últimas previsiones del FMI. “Hemos sido tachados de excesivamente optimistas, pero nuestro conocimiento es objetivo y real. Si alguien conoce la realidad española, somos nosotros. Tengo un gran respeto por todos los organismos internacionales, pero me sorprende que los medios les den más importancia que a nosotros”, ha señalado.

En la misma línea, Rosell ha apuntado que los datos de 2013 apuntan a una recuperación más rápida de lo que prevén la mayoría de analistas. “La bolsa está en máximos y la rápida colocación de la deuda señalan que se está empezando a ganar confianza”, apuntó. Pese a esas mejoras, Rosell insistió en la necesidad de seguir haciendo reformas. “Hay que hacer un ejercicio de realismo, pero también de confianza”, ha reclamado.

Para consolidar esa incipiente recuperación, el informe pide que se profundice en las reformas puestas en marcha y se potencie el sector exterior. Entre las primeras destaca cinco grandes ejes: administración públic, mercado interior, mercado laboral, fiscalidad y educación. En el caso del empleo, el estudio aboga por hacer un seguimiento de la reforma laboral para realizar ajustes si fuera necesarios “fundamentalmente en simplificación de contratos y políticas activas de empleo”.

Casado ha incidido que el principal reto del sector exterior es ampliar la base exportadora, ya que solo 40.000 empresas exportan de forma regular (cuatro años seguidos) y las ventas al exterior están muy concentradas en las compañías de mayor tamaño. Por ello reclamó ventajas fiscales para ir aumentado el número de pymes que se animan a vender en el exterior.

Normas
Entra en El País para participar