Embarcaciones de lujo
Nuevos yates y veleros para lucir por la costa española

Nuevos yates y veleros para lucir por la costa española

Líneas futuristas, acristalados, diáfanos... Estos son los estrenos

LVMH presenta su Princess MY98, junto a Fendi

Entrar en un yate decorado por la casa Fendi es como hacerlo a un palacio. Ricas telas, muebles artesanales, mesas de diseño, suelos de madera en una amplia embarcación... Esa es la impresión que cualquier comprador se llevará del Princess MY98, un barco a motor del gigante del lujo LVMH que se acaba de ver en el Salón Náutico de Barcelona.

El astillero inglés Princess pertenece a LVMH. Este grupo francés ha unido en colaboración un astillero con otra de sus marcas, la italiana Fendi. El saber hacer de la casa se percibe en alfombras, muebles revestidos artesanalmente, lámparas de ónice o una mesa Bernini Royce en el salón. Sin llegar a ser un superyate a medida, ya que cuenta solo con 30 metros de eslora, se posiciona en el segmento más alto. Dispone de un garaje para una lancha de esquí acuático, cinco camarotes (para ocho o diez invitados) y una capacidad de hasta seis tripulantes. Su precio, a partir de 6,7 millones de euros.

Princess también ha presentado en Barcelona a sus hermanos pequeños, el MY72 y el V57. Como tendencia, los astilleros están apostando por líneas futuristas, superficies acristaladas y espacios diáfanos y luminosos.

Como rival del MY98, el Sunseeker 28M, de 28,15 metros de eslora, tiene poco que envidiar. También de fabricación inglesa, su precio es de 5,6 millones de euros. De grandes superficies acristaladas sin barreras estructurales, cuenta con una visión libre del mar de 360 grados. Otra de las joyas que se pueden comprar ya en España es el nuevo Sunseeker Predator 68, de 21,7 metros de eslora, un gran crucero de estilo deportivo y líneas agresivas, a partir de 2,8 millones de euros. Este constructor ha presentado también el más pequeño Manhattan 55, que los expertos comparan con un Rolls-Royce del mar por sus acabados y equipamientos (con un coste de un millón de euros).

Para competir en esa gama de lujo llega el Azimut 80, de 26,80 metros, con cuidados detalles, como bañera de hidromasaje sobre el puente o cuarto de baño de mármol de Siena. Y es que este astillero es uno de los más exclusivos del mundo, con su línea Grande Collection, para megabarcos de más de 100 pies, solo bajo pedido de los muy ricos.

El astillero español Sasga presentó la nueva versión de su embarcación menorquina, el Minorchino 54 Fly, un particular barco, bajo pedido, de líneas muy diferentes y con gran habitabilidad.

En veleros, entre las últimas novedades aparece el Advanced A66, de construcción italiana y uno de los más elegantes del mercado.Cada detalle se puede personalizar, desde el número de cabinas y su distribución hasta los equipos, maderas y mobiliario. El Cruiser 56 es, por su parte, el nuevo buque insignia del astillero alemán Bavaria, que, como particularidad, incorpora un garaje para una lancha en popa. Los amantes de la vela también cuentan con dos nuevos botes de Bénéteau, el Oceanis 55 y el Sense 55. O el catamarán Lagoon 52, con un salón acristalado.

Normas