La entidad podría anunciar la operación en los próximos días
Rascacielo de Bankia en la Plaza Castilla de Madrid.
Rascacielo de Bankia en la Plaza Castilla de Madrid.

Cepsa ultima el traslado al rascacielos de Bankia, que ocupará como nueva sede

Cepsa está preparando el traslado “inminente” de su personal al rascacielos que tiene Bankia en Madrid, que va a ocupar en su totalidad tras haber acordado su alquiler. De acuerdo a fuentes conocedoras de la operación, Cepsa tiene previsto anunciar la ocupación del rascacielos obra de Norman Foster en los próximos días. Fuentes oficiales de la entidad, no obstante, señalan que la operación “no está cerrada”.

La compañía petrolera, controlada por el fondo soberano de Abu Dhabi IPIC, tiene en la actualidad sus oficinas en Madrid en Campo de las Naciones. La empresa había estudiado la posibilidad de ocupar otro antiguo edificio de Repsol en Madrid, cercano también a las cuatro torres. Sin embargo, la mediación de una consultora británica ha impulsado el traslado final de Cepsa al rascacielos de Bankia.

Caja Madrid (hoy Bankia) adquirió el rascacielos en 2007, cuando la entidad estaba presidida por Miguel Blesa. Fue la última gran operación del boom inmobiliario. Acordó la compra del rascacielos cuando lo estaba construyendo Repsol, que lo iba a emplear como sede, por 815 millones, un precio inimaginable en la actualidad.

Desde entonces la torre de Bankia, de 250 metros de altura, ha estado prácticamente vacía. Bajo la presidencia de Rodrigo Rato, los planes para el rascacielos de la entidad financiera pasaban por vender el edificio que hasta ahora ocupa la entidad como sede, una de las torres KIO, y trasladar el personal al rascacielos situado a unos 600 metros. La sociedad encargada de la gestión del inmueble es Torre Caja Madrid, fundada en el año 2000 y controlada por Bankia.

En 2010, Torre Caja Madrid firmó un contrato de arrendamiento con Bankia por el que la entidad se comprometió al pago de 1,5 millones al mes, cantidad revisable. En 2011 Torre Caja Madrid recibió 16 millones por ese contrato de arrendamiento, y 5,3 millones en 2010. Por costes relacionados con el mantenimiento del edificio la sociedad gastó 6,9 millones en 2010 y 6,5 millones en 2011.

Normas