El acuerdo para aplazar el pago de 792 millones surte efecto
Sede de Realia en Madrid.
Sede de Realia en Madrid.

El experto independiente da luz verde a la refinanciación de Realia

El experto independiente ha dado luz verde a la refinanciación de Realia, una operación que había estado negociando, y aplazando, desde el pasado mes de marzo. El visto bueno de el perito era el único requisito que faltaba para que surtiera efecto el acuerdo, que ya ha sido comunicado a la CNMV. Cinco de los siete bancos acreedores, con el 93,55% del importe original, han dado luz verde a la operación, que extiende el vencimiento de 792 millones hasta el 30 de junio de 2016.

Sareb tiene unos 440 millones provenientes de Bankia y Santander, alrededor de 100. Las entidades que han salido del préstamos, y que aportaban 54 millones en conjunto son Barclays y Kutxabank.

Realia ha logrado ampliar el vencimiento del crédito tres años, como publicó CincoDías el pasado 1 de marzo, si bien el acuerdo se ha hecho esperar, con dos aplazamientos que buscaban principalmente dar salida a las dos entidades que querían abandonar el barco.

El tipo de interés del crédito será del euríbor con un diferencial de 200 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual), de los que solo 50 se pagarán en dinero contante y sonante. Realia pagará los 150 restantes con más deuda.

La inmobiliaria que preside Ignacio Bayón no tendrá que realizar la capitalización que anunció en mayo, en un principio condición indispensable para rubricar la refinanciación. La ampliación no es obligatoria pero sigue siendo el escenario más probable. En caso de que se ejecutara, FCC y Sareb capitalizarían 57,4 millones cada uno de un crédito participativo concedido en septiembre de 2009. El precio por acción de la ampliación sería de 1,92 euros por acción, el valor neto de los activos de Realia a cierre del año pasado.

Dinero fresco

Los acreedores han optado por no exigir obligatoriamente la capitalización de esa deuda en manos del denominado banco malo y del grupo constructor pero sí solicitan que se les pague lo antes posible.

Realia indica en una nota de prensa que se compromete a “obtener fondos mediante los ingresos generados por el propio negocio y por la incorporación de nuevos inversores, con el objetivo de amortizar la deuda”. Es decir, deja la puerta abierta a buscar nuevos accionistas que aporten dinero fresco. Sus dos principales accionistas son Bankia, que controla un 27,6%, y FCC, con un 30.

Eso sí, en caso de que el crédito se amortice, las entidades podrían compensar el resto con la dación en pago de activos inmobiliarios, añade la empresa en su comunicado. Realia ha conseguido por lo tanto abrir la puerta a su objetivo inicial, que era pagar el préstamo con activos. Solo será así, en todo caso, si al vencimiento no hay efectivo suficiente ni con el dinero de los nuevos inversores ni con la venta de los activos.

Normas