23 entidades se han reunido este jueves con Deloitte
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de Pescanova. EFE

La banca española busca apoyos para evitar la liquidación de Pescanova

Un total de 23 entidades financieras –el conocido como grupo del G-7 (Sabadell, Novagalicia, Popular, CaixaBank, Bankia, Santander y BBVA), el pool que concedió el crédito urgente de 56 millones de euros este verano al grupo pesquero para garantizar su liquidez y otros 16 bancos (en su mayoría españoles, salvo cuatro portugueses)– se ha reunido este jueves por la tarde en la sede de Deloitte en Madrid para acercar posiciones.

Este grupo suma aproximadamente el 40% del total de la deuda de Pescanova que, según el informe concursal realizado por la consultora Deloitte, asciende a 3.674 millones de euros. Fuentes próximas a las negociaciones afirman que el objetivo final es conseguir el respaldo del 75% de los acreedores, incluidos los bancos extranjeros, hasta ahora muy reticentes, y los bonistas.

“La idea es conseguir el apoyo de un volumen del 70-75% representativo de la deuda de la compañía para presentar una propuesta de convenio anticipado que cuente con el máximo consenso posible”, explican estas mismas fuentes.

El nuevo presidente de la compañía, Juan Manuel Urgoiti, insiste en la necesidad de que la banca acepte una quita del 75% de la deuda para garantizar la viabilidad del grupo alimentario. Una propuesta que las entidades financieras rechazan de pleno. Estas defienden que el acuerdo pasa por la capitalización de la deuda, si bien fuentes financieras señalan que lo más probable es que al final se acepte una fórmula mixta, que incluya una quita y la capitalización de la deuda. Ademas, la banca recuerda que una quita de la magnitud que propone la compañía sería similar a las que se han aplicado en el sector inmobiliario, mientras que en el resto de empresas esta suele situarse entre el 40% y el 60%. También se contempla la venta de activos.

Pescanova cuenta con un agujero patrimonial de 1.667 millones de euros, según el informe concursal de Deloitte.

Sabadell es el primer acreedor financiero de Pescanova, con 226,7 millones, seguido de Popular (181,9 millones), CaixaBank (177,7 millones) y Novagalicia (147,2 millones).

Acuerdo antes de finales de año

Las principales entidades han mostrado desde el principio su respaldo a la viabilidad de Pescanova, pero no a toda costa. “La banca está por la capitalización de su deuda, pero el acuerdo debe alcanzarse en un plazo rápido._Si no hay una propuesta de convenio anticipado antes de final de año, la firma estará abocada a su liquidación”, aseguran fuentes financieras. Siete entidades españolas, junto a la Xunta de Galicia, dieron a Pescanova una línea de crédito de 56 millones el pasado verano, un colchón que asegura la liquidez de la compañía gallega hasta el próximo diciembre.

Normas