Ya estuvo en este organismo en 2008
Emilio Botin, junto a Rodrigo Rato, en la Clausura de las Jornadas Mundiales de la Juventud.
Emilio Botin, junto a Rodrigo Rato, en la Clausura de las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Rato se incorpora al consejo asesor internacional de Santander

Emilio Botín ha vuelto a fichar a Rodrigo Rato como miembro del consejo asesor internacional de Santander. El ex presidente de Bankia y ex responsable del FMI recupera así un cargo que ocupó ya en 2008 hasta que se incorporó a la presidencia de Caja Madrid. Rato no tendrá funciones ejecutivas y su labor se limitará a realizar informes de asesoramiento.

El anuncio de su fichaje por Santander sorprendió ayer a todo el sector financiero y político pese a que el ex prensidente de Caja Madrid primero y más tarde de Bankia ya había ocupado este cargo desde 2008 hasta finales de 2009.

El hecho de que Rato esté imputado por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad contable, delito societario y administración desleal a raíz de la quiebra de Bankia parecía un obstáculo para que el ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar pudiera volver a ser fichado por una entidad financiera. Más cuando Bankia fue nacionalizada tras su salida de la entidad en mayo del pasado año y tuvo que recibir 22.424 millones de euros en ayudas públicas. Pero su experiencia internacional parece que justifican su reincorporación en el primer grupo financiero español.

Rato vuelve al consejo asesor internacional de Banco Santander en un momento de cambios en el grupo que preside Botín. La salida de Alfredo Sáenz como consejero delegado y el nombramiento de Javier Marín como sustituto ha supuesto un vuelvo en la cúpula del grupo.

Rato se incorporó a Santander en enero de 2008 como asesor de Santander y miembro del consejo asesor internacional, cargos por los que habría obtenido una remuneración de 200.000 euros anuales. El exdirector gerente del FMI renunció a estos cargos en el inicio de la carrera por predidir Bankia. Ahora, Botín le vuelve a recuperar, aunque sus responsabilidades en Santander serán mínimas, ya que solo se sentará en el consejo asesor internacional, organismo que, según consta en la memoria del banco, solo se reunió dos veces en 2012.

Su labor se limitará a “colaborar con Santander en el diseño, desarrollo y, en su caso, puesta en marcha de la estrategia de negocio a nivel global, mediante la aportación de ideas y la sugerencia de oportunidades de negocio”, explica la memoria del banco del pasado ejercicio. Rato compatibilizará este cargo con el de miembro de los consejos asesores de Telefónica en Latinoamérica y Europa, por los que recibe 200.000 euros al año. Santander creó el consejo asesor internacional en 1997. Está integrado por miembros de distintos países y áreas de actividad.

Rosario de críticas políticas

Las reacciones a su fichaje no se han hecho esperar. El portavoz de Economía del PSOE, Valeriano Gómez, afirmó ayer que Rato “debería ser más prudente” porque sus “idas y venidas” en el ámbito de las instituciones financieras “no le favorecen”. Rato también ha sido asesor de La Caixa y del Banco Lazard tras su salida del FMI, puestos que abandonó al presidir Bankia. Una de las más críticas con el nuevo cargo de Raro ha sido la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez. Afirmó que el fichaje es “un premio” por haber hundido Bankia. La portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha destacado el curriculum de “indemnizaciones” que acumula el exvicepresidente del Gobierno.

Normas
Entra en El País para participar