Recomienda invertir en deuda española
Morgan Stanley también apuesta por España
EFE

Morgan Stanley también apuesta por España

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley ha mejorado sus previsiones de crecimiento sobre España. La combinación del buen ritmo de las exportaciones y la recuperación de competitividad propulsarán el crecimiento de España hasta el 1% el año que viene, según el servicio de análisis del banco.

Este pronóstico está en línea con otros analistas que han mejorado recientemente sus previsiones como Funcas y supera las cuentas del Gobierno (0,5%), que ya ha anunciado que revisará en el cuadro macroeconómico incluido en los Presupuestos Generales del Estado para 2014.

El informe de Morgan Stanley, titulado "Viva España", subraya los avances en las reformas del sector financiero, el mercado de trabajo y los ajustes fiscales. Pero matiza que aún existen obstáculos en el camino de la recuperación. Señala el riesgo del proceso simultáneo de desapalancamiento tanto del sector privado como público, así como la elevada tasa de paro que lastrará inevitablemente la demanda interna.

España, mejor que Italia

En el mercado de deuda soberana los títulos a 10 años de Italia y Espala cotizan casi a la par (en torno al 4,4%). Morgan Stanley considera, sin embargo, que el mercado mejorará su percepción sobre España dadas las diferencias de los variables políticas y económicas de ambos países. La deuda española ha ido disminuyendo la distancia con la transalpina que hace apenas uno año superaba los 100 puntos básicos.

La inestabilidad del nuevo gobierno de coalición italiano, las necesidades de recapitalización de su sector financiero y su elevada deuda pública (132% del PIB) llevan al banco estadounidense a recomendar los títulos españoles sobre los italianos y anticipar un futuro diferencial  favorable a España de hasta 100 puntos básicos.

Otra de las recomendaciones es posicionarse a largo con los bonos españoles a tres años frente a al papel alemán al mismo plazo. Morgan Stanley considera que “la percepción del riesgo soberano irá disminuyendo paulatinamente en toda la periferia europea”. España, continúa, “se beneficiará de esa mejora”, hasta el punto de pronosticar una reducción del diferencial entre ambos títulos a 150 puntos desde los 200 puntos.

Normas
Entra en El País para participar