Multititulaciones
Las dobles titulaciones ofrecen formación extensa en áreas complementarias y, por lo tanto, mayor versatilidad, según los expertos.
Las dobles titulaciones ofrecen formación extensa en áreas complementarias y, por lo tanto, mayor versatilidad, según los expertos.

Hincar los codos por dos para encontrar empleo

Más de 17.000 jóvenes se matriculan en dobles grados con el convencimiento de que contar en el currículo con dos titulaciones les acerca a un puesto de trabajo

Los jóvenes españoles buscan salidas profesionales en un mundo laboral que les martillea con un millar de incógnitas y muy pocas respuestas. “Esfuerzo”. Esta es la palabra, aseguran las autoridades académicas, que les llevará a encontrar la salida del laberinto borgiano en el que se ha convertido hoy día encontrar un empleo. Y los estudiantes españoles están respondiendo al reto. Más de 17.000 chicos ya cursan dobles titulaciones en grados universitarios. Quieren conseguir en cinco años dos licenciaturas. Quieren un trabajo. Quieren construir una vida y un futuro que a veces se les niega. Por eso se esfuerzan el doble. ¿Será suficiente?

El elevadísimo paro que sufre España hace que los estudiantes busquen diferenciarse en el famélico mercado laboral optando por una fórmula que les exigirá más constancia, trabajo, dedicación y, en algunos cursos, dinero. ¿Garantía suficiente para encontrar empleo? “En la situación actual no hay garantía para nadie. Lo que ofrece el doble grado es una formación muy extensa en dos áreas complementarias y, por tanto, una mayor versatilidad laboral”, reflexiona Silvia Iglesias, vicerrectora de estudios de grado de la Universidad Complutense de Madrid. Otros centros envían mensajes más optimistas que, sin embargo, conviene escuchar con precaución. En la Universidad Europea afirman que más del 90% de sus alumnos han conseguido un trabajo al año de terminar los estudios. Y en la Universidad Alfonso X el Sabio hablan del 98,5% en menos de seis meses.

Lejos de las cifras, el estudiante que se apunte a los pupitres del doble grado debe conocer con precisión los títulos reales que podrá incorporar a su currículo. Hay algunos centros, sobre todo privados, que bajo ese formato doble a veces solo ofrecen un título mixto o la unión de un título oficial y otro propio, o bien un título oficial y un curso complementario. “La Universidad Complutense de Madrid da la posibilidad de cursar a la vez dos titulaciones oficiales de grado y, por tanto, obtener dos títulos de grado”, recalca Silvia Iglesias, quien tiene unos 1.000 alumnos bajo esta fórmula.

Las estrellas

Cursar al mismo tiempo dos carreras en los centros privados vale 9.000 euros anuales, mientras en los públicos solo 1.600 euros

Es un número de jóvenes elevado que responde a una oferta creciente de los centros educativos. ¿Y por qué apuestan por esta doble vía? “El coste para las universidades es bajo, ya que se crea a partir de recursos existentes, sin gastos añadidos en instalaciones, una inversión mínima en nuevo profesorado e importantes sinergias con los grados que ya se imparten”, justifican en la Universidad Pompeu Fabra. ¿Y qué se ofrece? La propuesta es amplia, y la demanda, también.

Sin duda, la doble titulación estrella en España es la que marida Derecho con Administración y Dirección de Empresas (ADE). Cuando hace 50 años la Universidad privada Pontificia de Comillas (entonces denominada Universidad ICADE) lanzó la primera doble titulación en nuestro país, lo hizo creando el famoso E-3, que aunaba las licenciaturas de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales. Hoy, esa formación se encuentra reconvertida en grado en Derecho y ADE, que este año se puede cursar por 13.650 euros. De hecho, Antonio Obregón, vicerrector de ordenación académica y profesorado de la Universidad Pontificia, confirma que “tiene una aceptación elevadísima”.

A su lado, en el segundo puesto en términos de demanda, aparece la suma de una ingeniería y Matemáticas o la combinación de Matemáticas y Física. Por acercarnos al detalle, la Universidad Autónoma de Madrid oferta un doble grado en Ingeniería Informática y Matemáticas (360 créditos). Unos estudios para “los que hay muy pocas plazas y que el primer año de implantación resultó ser la nota más alta de la Comunidad de Madrid”, recuerda Juan Antonio Huertas, vicerrector de grado del centro madrileño.

Precisamente la fuerte demanda, frente a una limitada oferta (unas 30 plazas por clase de media) y unas notas de corte muy elevadas son otras de las señas de identidad de esta doble enseñanza. Quien desee estudiar, por ejemplo, en la Universidad de Barcelona Matemáticas y Física tendrá que acreditar una nota de entrada de 12 sobre 14. Y deberá saber que hay 26 plazas por 57 solicitudes. “En términos generales, las ocho dobles titulaciones de esta universidad tienen una demanda dos veces y media superior a la oferta”, resume Gaspar Rosselló, vicerrector de política académica y calidad de la Universidad de Barcelona. Aunque hay otros estudios en este centro catalán que acumulan aún más peticiones, lo cual revela dónde creen los estudiantes que pueden encontrar empleo. La unión de Educación Infantil más Educación Primaria ha sido seleccionada por 390 jóvenes, que se han disputado 40 plazas.

Cuánto cuestan

En cuanto a las tasas de matrícula, son bastante más caras en promedio en los centros privados (9.000 euros al año) que en los públicos (1.600 euros), por lo que las familias deben medir muy bien el esfuerzo económico que pueden hacer.

Esto nos lleva a trazar el perfil del estudiante que accede a estos selectos encerados. La lógica impone que tiene que ser trabajador y brillante. Muy por encima de la media. “Lo que pretenden es singularizarse del resto. Buscan una carta de presentación que diga: “Soy distinto a los demás. He hecho más”, apunta Juan Jesús Donaire, vicerrector de profesorado y programación académica de la Universidad Autónoma de Barcelona. Pero el dibujo es más complejo.

Alberto Hernández acaba de obtener su doble grado en Ingeniería Informática y Dirección y Creación de Empresas por la Universidad Europea y ya ha puesto en marcha una pequeña firma (HG Advance) dedicada a las plataformas educativas. La formación –“muy exigente”– y el “esfuerzo” –que reconoce que tuvo que hacer– iban dirigidos a la creación de su propio negocio. Porque, como indica Gaspar Rosselló, de la Universidad de Barcelona, “hemos visto una circunstancia singular: cuanto más alta es la nota de corte [o sea, la dificultad del grado], menor es el índice de abandono”.

Caen los matriculados

Pese a estas buenas noticias, si repasamos las cifras que aporte el INE de chicos matriculados en dobles titulaciones, se aprecia una fuerte caída. Una situación que se arrastra desde el curso 2008-2009. En ese periodo había 22.430 alumnos matriculados frente a los 17.329 del curso 2010-2011. Un 29% menos.

Crece el interés por los estudios bilingües y los que dan la oportunidad de matricularse algún año en el extranjero

Por el contrario, en esas mismas horquillas de tiempo, los alumnos matriculados en programas de posgrado (máster) se duplicaron. Pasaron de 51.441 a 108.433. Estos datos revelan que “los jóvenes confían más en los másteres como forma de hallar empleo antes que en las doble titulaciones, porque piensan que están más próximos a las necesidades de las compañías”, observa Enrique Alcat, profesor del Instituto de Empresa.

Pero no es la única razón que justifica esta caída. Algunos alumnos de doble grado se quejan de la falta de coordinación en los horarios a la hora de estudiar en dos centros diferentes.

Esa es una mirada. Una interpretación. Aunque hay otras. La rectora de la Universidad Europea, Águeda Benito, apunta hacia el optimismo cuando relata que “en el curso 2013-2014 las matriculaciones [a partir de 8.800 euros] han subido el 8%” y que “solo en el campus de Madrid –uno de los tres que tiene el centro– 300 alumnos están cursando alguna titulación de doble grado”.

Lo cierto es que el estudiante que busque encontrará. Incluso algunas combinaciones inusuales –aunque con una fuerte demanda– como Ingeniería Mecánica e Ingeniería del Automóvil o Artes Escénicas y Comunicación Audiovisual. Ambas impartidas por la Universidad Nebrija. ¿Precio? El centro se mueve en una franja que oscila entre 11.900 y 14.000 euros por curso y año para una oferta total de 24 dobles titulaciones. Otras propuestas en esa línea “distinta” nos hablan de Farmacia más Nutrición Humana y Dietética (Universidad Alfonso X el Sabio) o Geología y Ciencias Ambientales (Universidad Autónoma de Barcelona).

Dentro de esta búsqueda de combinaciones académicas para encontrar empleo cada vez tienen más aceptación los dobles grados bilingües. Una propuesta interesante es la que relata la Facultad de Filología y Ciencias de la Educación de Sevilla. Cuenta en sus aulas con dos dobles grados de Educación Primaria con Estudios Franceses y con Lengua y Literatura Alemana. Ambos se han estrenado hace poco.

Ahora bien, en el territorio de los idiomas –al igual que sucedía con lo que de verdad se entiende por doble grado– es aconsejable separar el grano de la paja. “Hay algunas universidades, básicamente privadas, que aseguran ofrecer títulos bilingües cuando solo imparten dos o tres asignaturas en inglés”, advierte Silvia Iglesias, de la Universidad Complutense. El alumno debería exigir grupos donde al menos un 80% de los créditos sean en esa segunda lengua.

En el extranjero

Con estas precisiones claras, y avalados por la buena acogida en el mercado laboral de estos grados, diversos centros dan la oportunidad de estudiar dos titulaciones en espacios universitarios extranjeros. La Universidad Autónoma de Madrid, por ejemplo, tiene un acuerdo con la Université Paris-Dauphine (Francia) para formaciones de grado, entre otros, en Administración y Dirección de Empresas y Máster en Gestión e Ingeniería Informática y Máster en Informática Aplicada a la Gestión de Empresas. Por su parte, la Universitat Politècnica de Catalunya permite cursar una amplia oferta de dobles titulaciones internacionales gracias a acuerdos con universidades extranjeras como el Instituto Tecnológico de Illinois (Estados Unidos) o la École de Management de Normandie (EM) en Francia. Un viaje que nos ayuda a entender las diferencias con nuestro país.

“En Europa, lo habitual es que los estudiantes combinen en su formación universitaria ámbitos muy diferentes a través de programas en los que obtiene un minor en un área de conocimiento y un major en otra. No existe un catálogo de títulos cerrados (a diferencia de lo que ha sido tradicional en España antes de la implantación de los grados y másteres adaptados al espacio europeo de educación superior). De manera que las combinaciones son muy amplias”, detalla Begoña Arrieta, vicerrectora de ordenación académica de la Universidad de Deusto.

Tan variados son que incluso se puede optar por un triple grado. La Alianza 4 Universidades (A4U), formada por las universidades Autónoma de Barcelona, Autónoma de Madrid, Carlos III y Pompeu Fabra, imparte un grado conjunto en Filosofía, Política y Economía. El programa se abre a 40 alumnos, 10 por centro. ¿Pero es factible que un estudiante en solo cuatro años, en este caso, obtenga tres grados sin tener el ADN de Einstein? Hay quien lo ve difícil. “Formar seriamente en tres titulaciones oficiales es casi imposible porque el número de créditos sería muy elevado: entre 500 y 540. Es decir, unos ocho años de estudios intensivos. Lo que se ofrece como triple titulación suele ser una formación muy pobre en tres áreas”, avisa Silvia Iglesias, y deja una recomendación: “Los alumnos deben leer con atención los planes de estudio en las ofertas de dobles y triples titulaciones” antes de escoger.

Normas