Actualiza la normativa vigente desde 2003

El Gobierno quiere agilizar el despliegue de redes con la nueva ley de 'telecos'

El Consejo de ministros ha aprobado el proyecto de ley general de Telecomunicaciones, que pretende recuperar la unidad de mercado en el sector y busca un marco regulatorio estable que fomente la inversión, proporcione seguridad jurídica y elimine barreras al despliegue de infraestructuras.

"Esta ley busca facilitar el depliegue de redes de nueva generación tanto móvil como internet de banda ancha", ha señalado el ministro de Industria, José Manuel Soria, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En este sentido, la normativa facilitará el despliegue de redes ultrarrápidas: si un residente de una comunidad de vecinos quiere contratar este tipo de servicios, la comunidad debe permitir el despliegue necesario. Además, los operadores podrán utilizar canalizaciones de otros servicios para la puesta en marcha de su red.

El ministro de Industria ha venido explicando que la nueva ley de Telecomunicaciones forma parte del plan de reformas del Gobierno, y que impulsará también la competencia.

La ley hará que las cargas administrativas locales para el sector sean estudiadas por el Ministerio de Industria y prevé la creación de una comisión bilateral entre el citado departamento y las entidades regionales para estudiar las posibles controversias. "El mundo de las telecomunicaciones poco tiene que ver con 2003", ha declarado el mininistro, año en que se aprobó la actual ley que regula el sector y que será sustituida con la aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

Soria ha afirmado que el sector de las telecomunicaciones es "esencial para el crecimiento de la economía y para la empleo", ya que atraviesa una época de "fuerte renovación e inversión que hay que impulsar". Según ha explicado, "un crecimiento de un 10% en la penetración de la banda ancha equivale a un crecimiento anual del PIB del 1%", y también "tiene efectos positivos en la productividad". Además del despliegue de redes, la nueva legislación busca "mejorar la oferta" para hacer llegar a los ciudadanos "precios más competitivos".

La asociación española de operadores de Telecomunicaciones con red propia (Redtel) ha valorado las reformas que contiene el proyecto de Ley General de Telecomunicaciones por dar respuesta a las demandas del sector, que reclamaba mayor eficiencia reguladora para facilitar la inversión privada.

 A la espera de conocer a fondo el texto aprobado hoy por el Consejo de Ministros, la asociación sostiene que los cambios anunciados son muy necesarios para incrementar la competitividad del propio sector y del resto de la economía española debido a su carácter transversal.

 

Normas
Entra en El País para participar