China será de los primeros países donde venderá el móvil
Vista de una fachada con el logo de Apple en el Centro Yerba Buena para las Artes, en San Francisco.
Vista de una fachada con el logo de Apple en el Centro Yerba Buena para las Artes, en San Francisco. EFE

El nuevo iPhone 5S desembarca en plena guerra por el ‘smartphone’

La recta final del año promete una durísima competencia entre los fabricantes de smartphones. Muchas de estas compañías han presentado estos días sus buques insignias en la feria IFA del Berlín; no han querido esperar a febrero al Mobile World Congress de Barcelona (la mayor feria del móvil del mundo) buscando adelantarse a Apple, que desvelará este martes su iPhone más avanzado, el 5S. También está previsto que la compañía lance otro modelo de gama media, más barato y dirigido a los mercados emergentes.

Aunque la empresa capitaneada por Tim Cook no es dada a avanzar detalles sobre sus eventos, todo apunta a que esta vez Apple hará presentaciones casi simultáneas en EEUU y Europa (el día 10) y en China (el día 11), en un claro intento de impulsar sus ventas en el país asiático. La decisión es clave para la compañía de la manzana, que en el último trimestre vio cómo había pasado de ser el quinto mayor vendedor de smartphones en el país asiático a ocupar la séptima plaza. Apple, que solo tiene un 8% de cuota de mercado en este país, según la firma de análisis Canalys, planea anunciar este martes sendos acuerdos con las operadoras China Unicom y China Telecom, segunda y tercera del país (también otro en Japón con NTT Docomo), para vender el iPhone en sus mercados pocos días después de su anuncio, informó Reuters. También se rumorea que puede estar fraguado otro acuerdo con China Mobile.

La decisión estratégica supone una gran novedad, pues hasta ahora el usuario chino tenía que esperar varios meses para recibir las novedades de Apple, algo que había sido muy criticado por los consumidores del país. El objetivo de Cook, que ha visitado China en varias ocasiones en los últimos tiempos, es frenar el avance de su gran competidor Samsung y plantar cara a otros gigantes de la telefonía móvil como las chinas Lenovo, Huawei y ZTE y otras fabricantes locales menos conocidas como Xiaomi, que la semana pasada se descolgó anunciando el smartphone más rápido del mundo.

El impacto que pueden tener estos acuerdos asiáticos para las ventas y la evolución en bolsa de Apple son evidentes, pues especialmente China es uno de los mayores mercados del mundo en telefonía móvil. Con todo, este martes los ojos de medio mundo volverán a estar pendientes de las novedades tecnológicas que pueda anunciar la compañía que revolucionó la telefonía móvil en 2007. Más ahora que el sector está tan convulso, con Nokia engullida por Microsoft, Google tratando de ser relevante como fabricante de móviles con la compra de Motorola (acaba de presentar Moto X, el primer móvil personalizable) y Blackberry en plena subasta. El pasado viernes The Wall Street Journal aseguró, citando fuentes cercanas al asunto, que la junta directiva del fabricante canadiense está presionando para llevar a cabo una rápida resolución del proceso de venta de la compañía, de forma global o por partes.

Si se cumplen los rumores, Apple lanzará este martes su iPhone más potente. El nuevo 5S tendrá un aspecto similar al actual iPhone 5, pero llevará un procesador más rápido, el Apple A7, y tendrá mayor autonomía de batería. Además, se espera que incluya un lector de huellas dactilares para disuadir su robo y para hacer pagos móviles más seguros. El terminal podría incluir un segundo led al flash, según avanzaba la web especializada Gizmodo.

Junto a su modelo estrella, también se espera que Apple cambie su estrategia actual y lance un iPhone más barato. El iPhone 5C, que llevaría carcasa de plástico en colores y podría costar entre 300 y 400 dólares (entre 230 y 300 euros). The Wall Street Journal apuntó el viernes que Apple está probando un iPhone con pantalla de 6 pulgadas, aunque este modelo no se presentará este martes.

A pocas horas de que Apple desvele su nuevo arsenal tecnológico, todo apunta que la compañía no tendrá las cosas fáciles. Muchos rivales están dispuestos a darle la batalla en un mercado que en el segundo trimestre despachó más de 225 millones de smartphones en todo el mundo, un 47% más que en el mismo periodo de 2012. Apple cerró junio con una cuota mundial del 14,2%, según Gartner. El líder es Samsung (31,7%), y LG (5,1%), Lenovo (4,7%) y ZTE (4,3%) completan el top 5.

 

Cinco contrincantes de altura

Sony Xperia Z1
Sony Xperia Z1

Sony Xperia Z1:

El smartphone estrella de Sony se presentó hace unos días y es calificado como uno de los mejores Android. Su pantalla de 5 pulgadas es Full HD.
Su cámara es lo mejor; lleva un sensor de 20,7 megapíxeles. Saldrá en septiembre por 700 euros.


LG G 2
LG G 2

LG G 2:

El nuevo buque insignia de LG es uno de los primeros smartphone equipado con el nuevo y potente procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2.26 GHz.
Llegará el 1 de octubre y podría rondar los 500 euros. Su pantalla Full HD es de 5,2 pulgadas.


Nokia Lumia 1020
Nokia Lumia 1020

Nokia Lumia 1020:

Los expertos dicen que el móvil top de Nokia, con Windows Phone, es quizás el mejor smartphone del mercado haciendo fotos. Su sensor de imagen es de 41 megapíxeles.
Este jueves se prevé que se presente una versión para Telefónica con 64 GB de memoria interna.

HTC One
HTC One

HTC One:

El terminal de gama alta de HTC ha recibido muy buenas críticas. Su apuesta por el alumino anodizado le diferencia en diseño de sus rivales.
En las fotos con poca luz se ve la ventaja de la tecnología de ultrapíxeles del One.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4

Samsung Galaxy S4:

Es posiblemente el smartphone del que más se ha hablado este año, aunque no ha alcanzado las ventas que Samsung preveía. Entre sus puntos fuertes, su pantalla Amoled de 5 pulgadas Full HD y elrendimiento de su batería.
Su versión Active es resiste al agua.

Normas