Samsung desvela el miércoles su ‘smartwatch’
Montaje de Wimm con una pantalla de reloj y aplicaciones.
Montaje de Wimm con una pantalla de reloj y aplicaciones.

Google entra en el negocio de los relojes inteligentes con la compra de Wimm

A Sony, una de las empresas pioneras en lanzar un reloj inteligente (ya va por la segunda generación de su Smartwatch), le está saliendo cada vez más competencia. Numerosas empresas, entre ellas las veteranas Apple, Samsung, Microsoft y otras de reciente creación como Pebble, buscan tomar posiciones en este tipo de terminal, que en la mayoría de las casos se plantea como una segunda pantalla para los teléfonos móviles, ya sean Android, iPhones o Windows Phone.

La última en dar la cara ha sido Google. El gigante de internet ha desvelado que ha adquirido la compañía Wimm Labs, especializada en relojes de pulsera inteligentes. Esta empresa fabricó en 2011 un smartwatch llamado Wimm One, que funcionaba con Android, contaba con su propia tienda de aplicaciones y dejó de venderse hace un año. Entonces, la compañía colgó un mensaje en su página web donde aseguraba que había entrado en una relación exclusiva y confidencial, sin precisar que era con Google.

La noticia, conocida ahora y que salta pocos días antes de que Samsung muestre en la feria IFA de Berlín su esperado Samsung Galaxy Gear, deja en evidencia que el buscador lleva ya meses trabajando en un smartwatch. Un movimiento que podría meter más presión a Apple, de la que también se asegura prepara su propia alternativa.

El interés por este tipo de dispositivos tiene números que lo soportan. Un informe reciente de Juniper señala que la venta de relojes inteligentes pasará de un millón de unidades que se esperan despachar este año a unos 36 millones en el año 2018. Esta consultora vaticina que la llegada de nuevos smartwatches capaces de realizar múltiples tareas serán un motor clave para impulsar este mercado.

Según desvela la web Gigaom, Wimm no solo fabricaba relojes inteligentes sino que también contaba con un programa de desarrolladores para que estos crearan aplicaciones para su dispositivo.

A la espera de que Google lance su propio reloj de pulsera inteligente —antes o después de que comercialice sus gafas, previstas para 2014—, ahora las miradas girarán hacia Berlín. Allí Samsung revelará el miércoles su reloj, del que ya se han filtrado algunas imágenes y características técnicas. Según Europa Press, el dispositivo tendrá una pantalla de 2,5 pulgadas, cámara de 4 megapíxeles, procesador de doble núcleo a 1,5 GHz, 1 GB de memoria RAM, acceso a internet a través de wifi y podrá conectarse a otros terminales Android a través de Bluetooth. El equipo será un gran aliado para los amantes del deporte, pues cuenta con funciones para el seguimiento del ejercicio físico.

El IFA de Berlín se centrará en los terminales móviles

Este viernes arrancará en Berlín una nueva edición de la feria de electrónica de consumo IFA, una de las más importantes del sector tecnológico, pero las primeras novedades se verán ya mañana. Este miércoles Samsung desvelará su esperado reloj inteligente, el Galaxy Gear, como aliado de sus móviles Galaxy. Pero no será la única que enseñe nuevos equipos. Está previsto que otro gigante, Sony, desvele otra versión de su smartphone insignia, el Xperia Z. Según la web tecnológica Gizmodo.es, la compañía planea acompañar este móvil con nuevos objetivos para dotar al terminal de una óptica y sensor de calidad.

También Acer, que acaba de anunciar el primer smartphone capaz de grabar vídeo en 4K (tiene una pantalla de 6 pulgadas Full HD), enseñará un renovado Aspire R7, un portátil con pantalla táctil y con el nuevo procesador Haswell de Intel. El equipo incluirá hasta 12 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento interno.

Normas