El desfase se sitúa en el 4,38%
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFEArchivo
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFE/Archivo EFE

La subida del IVA permite que el déficit del Estado caiga un 3,2%

El nuevo tributo sobre loterías solo ha aportado 142 millones a las arcas públicas

Los ingresos de las comunidades retroceden un 4,9% y, los gastos, un 6,5%

El incremento del IVA aprobado el pasado primero de septiembre explica que los ingresos por este tributo aumentaran un 8,3% hasta julio y alcanzaran los 32.473 millones. Esta subida ha permitido, entre otros motivos, rebajar el déficit del Estado. En los primeros siete meses del año, los números rojos alcanzaron los 45.133 millones (4,38% del PIB) frente a los 46.648 millones registrados en el mismo período del año pasado, según informó el viernes el Ministerio de Hacienda. Esa cifra supera el objetivo de déficit para todo el año para la Administración central, fijado en el 3,8%. Sin embargo, el desfase se irá reduciendo en los próximos meses, tal y como sucedió en 2012. De hecho, los datos apuntan que es factible que el Estado cumpla el objetivo de déficit.

El aumento de los ingresos por IVA contrasta con la caída de la recaudación del principal impuesto del sistema fiscal, el IRPF. Este tributo aportó a las arcas públicas hasta julio 43.605 millones, un 3,1% menos que en el mismo período del año anterior. El descenso se explica por la mala evolución del empleo y también por el aumento de las devoluciones en la primera parte del año. Algo parecido sucede con el impuesto sobre sociedades, cuya recaudación se desploma un 30,4%. 

 Sin embargo, esa cifra debe tomarse con cierta cautela en la medida en que también está influida por el retorno de impuestos y será en agosto cuando se integrará en la estadística la declaración anual del impuesto sobre sociedades. Los impuestos especiales, por su parte, registran un incremento del 5,4%, un aumento que se explica solo por la mejora del tributo que grava los hidrocarburos. De hecho, tanto el impuesto sobre el alcohol como el tabaco o la cerveza registraron descensos. La Agencia Tributaria informó de que hasta julio, el Estado recaudó 142 millones por el nuevo impuesto sobre las loterías. La cifra resulta muy reducida si se tiene en cuenta que el objetivo era ingresar 820 millones este año. En cualquier caso, es cierto que la mayor parte de los ingresos están previstos que se generen por el Gordo de Navidad.

Según el Ministerio de Hacienda, “el incremento de los ingresos en términos de contabilidad nacional refleja la mejora de la economía española”. De hecho, el Ejecutivo espera que el PIBvuelva a crecer este trimestre tras dos años consecutivos de caídas. El aumento de los ingresos en términos de contabilidad nacional –el utilizado para calcular el déficit que tiene en cuenta Bruselas– no se produce en términos de caja. Ello se explica, en buena parte, porque el Ejecutivo trató en 2012 de mejorar las cuentas aplazando a este año devoluciones de impuestos que, en condiciones normales, hubiera reintegrado a finales del ejercicio anterior. Sin embargo, Bruselas obligó a contabilizar esas transferencias en el déficit de 2012. Así, a principios de este año el incremento de devoluciones ha reducido los ingresos en términos de caja, pero ello no tiene ningún efecto a la hora de determinar el déficit en contabilidad nacional. 

Por el lado de los gastos, se observa un incremento del 4,4% hasta los 103.482 millones. El principal culpable del aumento son los intereses de la deuda pública, cuyo pago supuso para el Estado 21.921 millones entre enero y julio, un 9,4% más que en el mismo periodo del año anterior. La retribución de los empleados públicos desciende un 2,1%.

Las cuentas autonómicas mejoran
La reducción del déficit en el Estado central también se registra en las comunidades. Hacienda informó el viernes que las autonomías gastaron 63.693 millones hasta junio, un 6,54% menos que en el mismo período del año anterior. Esa es la parte positiva. La negativa es que los ingresos cayeron un 4,9%. El resultado es que las comunidades registraron un déficit del 0,47%, una cifra que parece acorde con el objetivo de cerrar el año con un desfase del 1,3%. En cualquier caso, existen muchas diferencias entre las comunidades que, por primera vez, presentan un objetivo de déficit diferenciado. El Consejo de Ministros aprobó el viernes la senda de consolidación fiscal para cada autonomía. Tres de ellas, Cataluña, Asturias y Andalucía, ya han recurrido ante Hacienda los nuevos umbrales que obligan a las comunidades a rebajar sus números rojos al 1% en 2014, al 0,7% en 2015 y al 0,2%.

Al auxilio de la Seguridad Social

La Seguridad Social registró un superávit de 4.208 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone el 77,2% más que en el mismo periodo de 2012, informó el viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
La cifra resulta engañosa. Empleo explica que el crecimiento de los ingresos de julio se debe fundamentalmente al adelanto de las transferencias recibidas del Estado, que alcanzaron los 13.842 millones, un 89% más. Este efecto se irá diluyendo a medida que transcurra el año y los números rojos finalmente aflorarán. De hecho, el Ejecutivo ya prevé que la Seguridad Social cerrará este ejercicio con un déficit del 1,4% del PIB, una cifra que equivale a 17.400 millones.

Normas