Empresas Vintage
Tulipán, la margarina del helicóptero

Tulipán, la margarina del helicóptero

El origen de la empresa se remonta a 1945, en la provincia de Vizcaya

El 90% de los consumidores la utilizan para el desayuno y el resto, para cocinar

Para aquellas personas que tienen recuerdos de los años ochenta, Tulipán es la margarina del anuncio del helicóptero, gracias a una de las campañas de publicidad más eficaces de la historia de la televisión. Para las generaciones anteriores, es una marca que siempre estuvo en el ultramarinos. Y para los más jóvenes, este producto es igualmente reconocible porque no ha faltado en sus bocadillos y tostadas.

El origen de Tulipán se remonta a 1945. Un grupo de hombres de negocios de Bilbao crea Agra, una empresa dedicada a la producción y venta de margarinas. Adquieren una antigua fábrica en Leioa (Vizcaya), y con el fin de tener un mayor conocimiento del producto, contratan a un experto holandés afincado en España que tenía experiencia en la fabricación de margarinas. La compañía compra una máquina que les permite producir cinco toneladas por día. Para entonces trabajaban en la fábrica 12 personas. Las primeras unidades salen de la planta en 1949.

Cronología

Tulipán, la margarina del helicóptero

1869. El químico francés Hippolyte Mège-Mouriés inventa la margarina.

1872. Dos empresas holandesas independientes, Jurgens y Van den Bergh, comienzan a producir y vender margarina.

1928. Jurgens y Van den Bergh se fusionan en Margarine Unie.

1929. Surge Unilever de la fusión de Unie y Lever Brothers, una firma británica de jabones.

1945. Tras la Segunda Guerra Mundial se populariza la margarina. Se crea Agra, la empresa que produce Tulipán.

1949. Salen de la fábrica de Leioa las primeras barras de Tulipán.

1951. Se publicita en radio con el Chotis Tulipán.

1959. La compañía vasca patrocina la muy popular Vuelta Ciclista a España.

1968. Unilever adquiere el 100% del capital de Agra.

1976. Publica y distribuye 420.000 ejemplares del libro Con la sartén por el mango.

1983. La firma lanza la campaña publicitaria del helicóptero.

2012. Lanza al mercado la margarina Tulipán con sabor a mantequilla.

El nombre de Tulipán surge por idea de uno de los socios, que piensa que la flor vincula la imagen de la margarina a los aceites vegetales y a Holanda, donde había surgido el producto décadas atrás. En aquella época se comercializa en barras de 250 gramos, sin sal y envuelto en papel.

La marca se beneficia del auge de la margarina en los duros años de la posguerra española. En toda Europa, también tras la Segunda Guerra Mundial, se desarrolla y mejora la producción de esta grasa, un sustitutivo más barato que la mantequilla.

En España, el éxito de Tulipán llega ligado a la publicidad, igual que otros productos de alimentación de la época. Inicia sus campañas con la adopción de un lema que se hace pegadizo ante el público: “Unte el pan con Tulipán”, que todavía hoy permanece en la memoria de los consumidores más veteranos. Este eslogan se populariza en prensa y radio durante los años cincuenta. Más tarde, la marca es protagonista de la entonces muy popular Vuelta Ciclista a España, un deporte que atraía a multitud de público. En el año 1959 patrocina la organización de este evento, que se denomina Gran Premio Tulipán.

Para la publicidad en la radio, en el año 1951, presenta el disco titulado Chotis Tulipán, creado por el maestro Urrengoechea. Entre sus estrofas decía: “Lo que a mí me vuelve loca de mi novio es que sea tan castizo y tan barbián que me invite a merendar en la Bombilla café con leche con Tulipán”.

Otra de las iniciativas pioneras en su tiempo pasa por la incorporación en el envase de fichas de plástico con premios, recetas culinarias y regalos. En 1976 publica el libro de recetas Con la sartén por el mango, del que se distribuye, en un año, 420.000 ejemplares.

Pero la publicidad más mítica llega en 1983 en televisión, cuando solo había dos cadenas y todo lo que salía en la pantalla se hacía inmediatamente famoso. Tulipán emite una serie de spots en los que se veía a un señor bigotudo (al más puro estilo del presentador José María Íñigo) bajando en helicóptero a los patios de los colegios de España para alegrar con margarina los bocadillos de los niños, al que añadían el lema “ahora el máximo de leche y más vitaminas”. Tan famoso se hizo el anuncio, que el dúo humorístico Martes y Trece lo parodió con una versión llamada Julipán.

Muchos años antes, en la década de los sesenta, la multinacional Unilever se había hecho con la marca a través de la adquisición de Agra. En otros países, el mismo producto de esta firma se comercializa bajo el nombre de Blue Band.

Actualmente, el 80% de su producción para España sigue proviniendo de la planta de Leioa. En el pasado surgieron nuevas versiones, como el Tulicrem, una crema dulce de untar con sabor a chocolate, o soja, con aceite de esta planta. En la actualidad se comercializan tres versiones: la tradicional, una con sal y otra con sabor a mantequilla.

Desde los años noventa, el esfuerzo se centra en sustituir las grasas trans por otras saludables en su composición y en ofrecer productos que sean beneficiosos para la salud, como la inclusión entre sus ingredientes de aceites omega 3 y 6, refuerzo de calcio y de vitamina D, fibra y proteínas de soja.

El producto que alimentó a Unilever

Tulipán, la margarina del helicóptero

El químico francés Hippolyte Mège-Mouriés inventó la margarina como un producto sustitutivo de la mantequilla y más barato de fabricar. Vendió su patente a la firma holandesa Jurgens, que empezó a producirla en 1872. El mismo año abría su competidora Van den Bergh. Al poco tiempo, ambas marcas comenzaron a producir también en Alemania. Tras varios intentos de aliarse, las empresas Jurgens y Van den Bergh se asocian, creando Margarine Unie (Margarina Unión), a la que se suman otras compañías de otros países. En 1928 compra el grupo Calvé.

Pero no sería hasta el año siguiente cuando se produciría la fusión final que dio nombre al grupo tal como se conoce actualmente. Unie se asocia con la compañía británica Lever Brothers, una potente empresa de productos de limpieza que comenzó en 1882 fabricando jabón. La agrupación dio como resultado Unilever, pionera en el concepto de empresa transnacional, con accionistas a los dos lados del mar del Norte. Hasta 1948 la multinacional no llegaría a España, y dos décadas después concluiría la adquisición total de Agra para hacerse con la venta de margarina, un producto que conocía bien.

Normas
Entra en El País para participar