Una cartera de activos de 88,9 millones de euros
Sede de Banco Sabadell, en Sant Cugat.
Sede de Banco Sabadell, en Sant Cugat.

Sabadell vende 953 inmuebles de la CAM a inversores internacionales

La venta se instrumentaliza mediante bonos con la cartera de inmuebles como subyacente

El interés que están despertando las oportunidades inmobiliarias de España entre los inversores extranjeros sigue dando sus frutos. Banco Sabadell informó ayer de que dentro de su estrategia de desinversión en el ladrillo acaba de cerrar la venta de un paquete de 953 propiedades a un consorcio de inversores institucionales internacionales.

Una cartera de activos de 88,9 millones de euros proveniente de la adquisición de Banco CAM.

La operación se realizó en realidad sobre el 100% de los bonos de un vehículo de titulación cuyo subyacente es la citada cartera inmobiliaria.

Una forma de instrumentalizar la venta que ha “permitido maximizar el valor de la transacción frente a un proceso de venta directa”, explican desde la entidad.

“El cierre de esta operación es una buena muestra de la capacidad de Banco Sabadell de transferir riesgo inmobiliario del balance a través de operaciones estructuradas, y, asimismo, es una clara señal del elevado interés que tienen los inversores internacionales por este tipo de operaciones y constituye una buena base para futuras transacciones”, sostiene Miguel Montes, director general de Banco Sabadell.

La cartera vendida está compuesta por activos de segunda mano, de los que aproximadamente un 90% son viviendas y el restante 10% locales, plazas de parking y trasteros.

l La distribución geográfica de las propiedades vendidas por Sabadell se reparte por todo el arco mediterráneo, especialmente en la Comunidad Valenciana que es una de las regiones más explotadas en el boom inmobiliario, así como en Madrid.

Normas