Optarán a los nuevos incentivos para reisentar parados
Desempleados esperando su turno en una de las oficinas del sistema madrileño
Desempleados esperando su turno en una de las oficinas del sistema madrileño

Las agencias de colocación responden a la llamada de empleo

Algunas empresas no son conscientes de si cumplen con los requisitos planteados

A día de hoy ninguna de las grandes referencias del sector de la colocación de trabajadores se han inscrito ante el Ministerio de Empleo para optar a nuevos incentivos por realizar su tarea. Sin embargo afirman que van a hacerlo antes de la fecha límite: el próximo viernes. A pesar de que todas ellas aprecian un avance en el acuerdo, advierten de lagunas que se tendrán que resolver a la hora de pactar los contratos con las comunidades autónomas. El punto más controvertido es el del tiempo y forma de los contratos.

Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad, afirma que formar parte de las empresas que se presentan a la licitación es un compromiso y no una opción para su agencia. La firma ultima la documentación necesaria para llegar en el plazo establecido.

Pérez al igual que sus compañeros de sector, habla de vacíos dentro del acuerdo marco, a pesar de ello cree que es “un avance totalmente válido”. Desde la agencia admiten que para ellos sería mucho más importante, en un mercado tan regulado como el español, enfocar los incentivos hacia el volumen de personas que se consigan insertar en el mercado que el tiempo y las formas en las que se hace. “Según nuestros estudios la capacidad de empleabilidad asciende proporcionalmente al tiempo en el que se está dentro del mercado laboral”. Desde la agencia piensan que “lo primero es buscar trabajo al desempleado” para, posteriormente, valorar el tiempo de los contratos “cuando el trabajador haya demostrado sus capacidades”.

Desde Manpower ven un gran adelanto en el inicio de esta nueva herramienta del mercado de trabajo, ya que “consigue unificar los esfuerzos de la empresa privada y el organismo público hacia una meta en común: el cambio en la tendencia del mercado laboral”, afirma Dolors Poblet, directora de la agencia. Igualmente prepara en estos días sus papeles.

A dos jornadas de la fecha límite impuesta por el Ministerio de Empleo, algunas compañías del sector afirman que aún estando inscritas desde hace años como agencias de colocación no son conscientes de si cumplen plenamente con los requisitos planteados en el pliego. Algo que esperan se aclare antes del viernes.

La licitación servirá como sistema de criba para conseguir a las mejores empresas de búsqueda de empleo, pudiendo presentarse solo las que estén acreditadas como agencias de colocación, siendo también imprescindible que sean solventes económica y financieramente. De las más de 700 agencias que operan en España, solo pasarán el examen 60. Los criterios de selección están dirigidos a que las comunidades autónomas se sienten únicamente a negociar los acuerdos con las firmas que tengan mayor experiencia en la contratación e inserción del empleado y así conseguir elevar los ratios.

Las entidades finalmente designadas recibirán una recompensa económica por cada trabajador que consigan colocar en el mercado. La cuantía irá desde los 300 euros (para jóvenes que sean empleados un mínimo de tres meses) hasta los 3.000 euros que recibirán por conseguir trabajo a personas de más de 45 años de edad con contratos de una duración de al menos  dos años o de un año a mayores de 55.

Entre las obligaciones de las agencias también estará la de regular mecanismos de comunicación para notificar incumplimientos en las obligaciones de los trabajadores y beneficiarios de prestaciones por desempleo.

Normas
Entra en El País para participar