Espera la consulta de sus aliados
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. EFE

Obama aún no ha tomado decisión sobre Siria y examina la "respuesta adecuada"

El presidente de EEUU, Barack Obama, no tiene dudas de que el régimen sirio es responsable del uso de armas químicas y de que “debe haber una respuesta”, pero aún no ha tomado una decisión sobre cómo hacerlo, dijo hoy la Casa Blanca.

El portavoz presidencial, Jay Carney, aseguró que Obama anunciará una decisión tras consultar con sus aliados y después de que se publique un informe de inteligencia sobre el denunciado ataque del pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco, que causó más de mil muertos.

“La cuestión no es si se usaron armas químicas en Siria o si lo hizo el régimen de Asad, la cuestión es cuál será la respuesta adecuada a esta violación, y debe haber una respuesta”, indicó Carney en rueda de prensa.

Estados Unidos prepara un informe de inteligencia en el que concretará el nivel de implicación del Gobierno sirio y el supuesto ataque de la pasada semana, que podría ser el mayor desde que en 1988 el entonces dictador iraquí, Sadam Husein, gaseara a miembros de la minoría kurda en el norte del país.

El ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, por su parte, desafió hoy a demostrar que su ejército ha utilizado armas químicas contra la población, y aseguró que, ante los “tambores de guerra”, Siria está preparada para defenderse de un ataque.

Por el momento, la Casa Blanca descarta que se desplieguen “tropas sobre el terreno”, mientras que medios estadounidenses como The Washington Post y The New York Times consideran que la respuesta de Washington implicaría el uso de bombardeos selectivos desde el aire o destructores y submarinos desde el Mediterráneo.

Washington no quiere implicarse demasiado en el conflicto civil sirio, que ha causado más de 100.000 muertos en casi año y medio de hostilidades entre la fragmentada oposición, que incluye a grupos vinculados con Al Qaeda, y el régimen de Al Asad, respaldado por Irán y la milicia chií Hizbulá, entre otros.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, dijo hoy a la BBC desde Indonesia que las Fuerzas Armadas están “preparadas” para actuar inmediatamente, tan pronto como Obama decida la intervención militar.

Por su parte, fuentes oficiales dijeron a la NBC hoy que el ese ataque podría comenzar ya este mismo jueves y tendría una duración de tres días.

Hasta el momento, Estados Unidos cuenta con el apoyo de Francia y Reino Unido, países que han elevado más el tono ante la necesidad de una respuesta contra el régimen de Al Asad, mientras que la Liga Árabe pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que supere las deferencias y adopte medidas “disuasorias y necesarias”.

“La cuestión no es si se usaron armas químicas en Siria a gran escala, causando la muerte de civiles, o si el régimen de Al Asad es responsable o no, la cuestión es cuál será la respuesta adecuada a esta violación de las normas internacionales (...), y debe haber y habrá una respuesta”, dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca.

Por su parte, jefes militares de diez países, entre ellos el estadounidense Martin Dempsey, hablaron hoy en Jordania de una posible intervención en Siria, que, según la oposición siria, ya está decidida y es inminente.

Obama ha comenzado ya las consultas en las últimas 24 horas con líderes republicanos en el Congreso, algo que podría indicar que Estados Unidos prepara la intervención militar que debe ser aprobada por el legislativo.

Normas