Al borde del nivel de altamente especulativo

Moody's degrada un escalón el rating de Nokia hasta B1

La agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service ha rebajado en un peldaño el rating de Nokia, desde 'Ba3' a 'B1' con perspectiva 'negativa' tras analizar los últimos resultados de la compañía finlandesa y las condiciones de la financiación comprometida para la adquisición del 50% de Nokia Solutions & Networks, antigua 'joint venture' con la alemana Siemens.

“Hemos rebajado el 'rating' de Nokia principalmente porque creemos que la compañía continúa enfrentándose a dificultades para su regreso a una rentabilidad sostenida en sus negocios de 'smartphones' y telefonía móvil y porque creemos que es improbable que logre el 'break even' antes de bien entrado 2014 como muy pronto”, indicó Roberto Pozzi, vicepresidente de Moody's y analista jefe para Nokia.

Estos retos, según Moody's, quedan reflejados en los actuales márgenes negativos y de flujo libre de caja en los seis primeros meses del año, a pesar de algunas evidencias que apuntan a que la compañía y el 'Windows Phone' están encontrando cierta tracción en sus esfuerzos de posicionarse como el tercer sistema operativo móvil, por detrás del iOS de Apple y el Android de Google.

Nokia cerró el segundo trimestre de 2013 con pérdidas de 227 millones de euros, un 83,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras sus ventas sumaron 5.695 millones, un 24,5% menos.

En el conjunto de los seis primeros meses del año, Nokia acumuló pérdidas por importe neto de 499 millones de euros, un 78,6% menos que 2.336 millones de euros que perdió en el mismo periodo de 2012, mientras que sus ventas disminuyeron un 22,5%, hasta 11.547 millones de euros.

Normas