Arranca la fase definitiva con la llegada de las primeras compuertas
Una de las primeras compuertas en llegar al Canal de Panamá
Una de las primeras compuertas en llegar al Canal de Panamá

Sacyr tiene las obras de ampliación del Canal de Panamá al 62%

El fin de la obra se prevé para el primer semestre de 2015, según confirmó el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá.

La ampliación del Canal de Panamá dio ayer un paso importante con la llegada de las cuatro primeras compuertas de las 16 que compondrán el tercer juego de esclusas, el proyecto principal de las obras y del que se encarga el consorcio GUP, que encabeza la constructora española Sacyr.

La ejecución se lleva a cabo desde hace casi cuatro años y, según confirmó el ministro de Asuntos del Canal, Roberto Roy, registran un avance total del 62%. El contrato de adjudicación de las obras, por un valor total de 2.250 millones de euros, establecía un periodo de 1.883 días para su finalización, algo más de cinco años. Por cada día de adelanto, la Autoridad del Canal de Panamá, promotora del proyecto, fijaba un incentivo de unos 160.000 euros hasta un máximo de unos 37 millones, mientras que penaliza con 225.000 euros cada día de retraso.

Según el administrador de la gestora, Jorge Quijano, está previsto el fin de obra para el primer semestre de 2015, por lo que parece que la apertura no coincidirá con las celebraciones del centenario del Canal, efeméride que cumplirá el 15 de agosto del año que viene.

Quijano también consideró la llegada de estas cuatro primeras compuertas como un “hito” y destacó el enorme impacto de la obra en todos los ámbitos de la economía nacional. Unas piezas cuyos volúmenes dan una idea de la dimensión del proyecto que se ejecuta desde 2010:58 metros de longitud, 30 de altura y diez de ancho, con un peso medio de 3.100 toneladas cada una. Las que poseen un mayor tamaño, que se instalarán en la vertiente del Pacífico por su mayor actividad sísmica, llegarán a tener una altura de 33 metros y un peso de 4.300 toneladas.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, acudió a acto celebrado por la llegada, y agradeció “la creatividad de muchas personas que han hecho posible que esta obra sea una realidad”. La complejidad de este proceso empieza por el propio traslado de las compuertas. Construidas en Italia, han tardado un mes en llegar a Panamá desde su salida del puerto de Trieste.

Normas