Coloca hasta 4.150 millones a seis y 12 meses
Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El Tesoro logra colocar 4.000 millones en letras más baratas

Pese a cancelar la operación de bonos del pasado miércoles, el Tesoro sí coloca letras este mes de agosto.

El Tesoro Público ha vuelto hoy a los mercados tras el ligero parón de la primera quincena de agosto. Ha colocado  4.150 millones de euros en letras a 6 y 12 meses y a un coste menor que última emisión al mismo plazo. El Tesoro no acude a los mercados desde el pasado 1 de agosto, cuando colocó 3.217,88 millones de euros en bonos a tres y cinco años ofreciendo a los inversores tipos de interés más bajos que en la anterior ocasión.

Tras dicha emisión, el Tesoro decidió no convocar la subasta de bonos prevista para el pasado 14 de agosto, tal y como viene haciendo los últimos años, aunque tiene pendiente la celebración de dos subastas antes de que acabe el mes.

La subasta de hoy se ha saldado con 2.841 millones en letras seis meses a un interés de 0,83%, por debajo de la úlitma emisión al mismo plazo que se saldó en 0,958%. En cuanto a los títulos a 12 meses, el Tesoro ha colocado 1.340 millones al 1,253%, lo que supone también una rebaja con respecto a los 1,50% de la salida anterior.

La úlitma emisión a este palzo fue hace poco más de un mes, el 16 de julio. Desde entonces la prima de riesgo de España se ha reducido de forma significativa y el Tesoro lo ha aprovechado. Eso sí, el llamado bid to cover, las veces que la demanda ha superado la oferta, ha bajado ligeramente. En las letras a seis meses ha sido de 2,95 por 3,51 la vez anterior, mientras que en los títulos a 12 meses se ha quedado en 2,02 por 2,61.

El Tesoro lleva captados 92.200 millones en deuda a medio y largo plazo en lo que va de año, lo que supone el 76% de la previsión de emisión para todo el ejercicio. De hecho, el Gobierno tiene previsto echar el freno en las emisiones de los próximos meses tras el buen resultado obtenido en la primera parte de 2013, que además permite rebajar la partida presupuestaria destinada a pagar los intereses de la deuda.

Normas