Es de los jugadores que apuesta por 'start-ups'
Arbeloa, futbolista del Real Madrid e inversor de internet

Arbeloa, futbolista del Real Madrid e inversor de internet

Las empresas de internet surgen ahora como una alternativa para muchos futbolistas

Los hermanos de Álvaro juegan el papel de gestores y expertos de las tendencias en la red

Los tiempos cambian para las inversiones de los futbolistas. Si en el pasado el inmobiliario o las plazas de garaje eran un clásico entre las acaudaladas estrellas, las empresas de internet surgen ahora como una alternativa para algunos de ellos. Es el caso de Álvaro Arbeloa, lateral del Real Madrid, que ha apostado por la tecnología. Las inversiones del defensa de la selección española están aconsejadas por sus dos hermanos. El mayor, Yago, ingeniero de formación, es presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet. Su otro hermano, Raúl, licenciado en administración de empresas, es experto en redes sociales.

 Como cualquier business angel, la familia Arbeloa sabe que invertir en estas pequeñas empresas tecnológicas que acaban de nacer tiene sus riesgos. De hecho, lo habitual es pensar que una de cada diez dará ingresos suficientes para compensar (más que de sobra) los recursos destinados. Ya han participado en más de una decena de ellas.

Existe algún otro caso anecdótico, como el de su compañero en el Real Madrid Cristiano Ronaldo, que invirtió en Mobitto, una firma portuguesa de marketing móvil. O el del Chelsea Juan Mata, que lo hizo en Perso.na, un agregador de redes sociales. Gerard Piqué, del Barça, también participa en la empresa de videojuegos Kerad Games.

Entre las de Arbeloa algunas con inversiones han tenido éxito y otras han sido sonoros fracasos. El Club Santa Mónica, un proyecto de venta de viajes privados a través de internet, echó el cierre en 2012 después de dos años de funcionamiento. A ese proyecto se habían sumado Juan Domínguez (fundador de Viajar.com), Miguel Ángel Jiménez (ex director general de eBookers España y de Viajar.com) y la firma Cabiedes & Partners, donde la familia además tiene una pequeña participación.

Entre sus inversiones también se encuentran otras empresas fuera del ámbito online, pero siempre ligadas a la innovación. Por ejemplo, el caso de una compañía biotecnológica que pretendía realizar análisis genéticos y que cerró sin conseguirlo.

Sin embargo, los hermanos también han tenido algún gran éxito. En 2002 fundaron Sync, una firma pionera en alojamiento de servidores para internet. La empresa tuvo un importante despegue. Tanto, que la española Arsys (controlada por The Carlyle Group y Mercapital) la compró por cuatro millones de euros.

Los hermanos Yago y Raúl juegan el papel de gestores y expertos de las tendencias en la red. Y Álvaro, el jugador del Madrid, participa con capital.

Su última gran apuesta es la empresa Boom, una agencia de marketing online, que cuenta con Raúl Arbeloa como director general. Está especializada en campañas de publicidad a través de las redes sociales. También poseen participación en Influenzia, una compañía de organización de eventos ligada a personajes con alta reputación en internet.

Asimismo, participan en otras compañías aunque no entren en la gestión. We are Knitters (WAK) se dedica a la venta online de kits para tejer. Lanzanos.com es una plataforma de crowdfunding para emprendedores. Percentil vende de forma online ropa infantil “casi nueva”. Safecreative funciona como un registro de propiedad intelectual. O Smartycontent, que propone un agregador de contenidos multimedia.

Igualmente participan en Playitapp, producto dirigido al sector hostelero, que provee de música legal a los bares, restaurantes o pubs y además da la oportunidad a los clientes del local de escoger desde su móvil la música que suena. Ducksboard realiza métricas de internet. También han apostado por Reclamador.es, un servicio de petición de indemnizaciones ante las aerolíneas, y por Toomble, de fidelización de clientes a través de recompensas en forma de puntos. Y por ReallyLateBooking, para reservar noches de hotel en el último momento con descuentos.

Una firma de patrocinios de ‘tuits’

Uno de los negocios más originales en los que apuestan los Arbeloa es la agencia de marketing online Boom. Esta empresa se dedica a preparar y lanzar campañas de publicidad online. Parte de su trabajo consiste en unir a empresas que desean hacer publicidad en las redes sociales con tuiteros, usuarios de Facebook y blogueros para que hagan de prescriptores de una determinada marca.

A cambio de un tuit con una referencia positiva a la marca, el titular de la cuenta puede recibir desde un euro (si no cuenta con muchos seguidores) hasta 10.000 euros para aquellos que dispongan de cientos de miles de followers. Lo que buscan las compañías es generar una conversación en las redes sobre algún tema que le interese.

Boom utiliza la herramienta Twync para poner en contacto a unos y otros y escuchar lo que se dicen en Twitter. También disponen de la plataforma Zync, para el caso de comentarios patrocinados en blogs.

Normas
Entra en El País para participar