El Corte Inglés, Apple o Fnac, unidos en Shopciable
La gran distribución se fija en el primer portal solidario de ventas

La gran distribución se fija en el primer portal solidario de ventas

Con 20.000 usuarios desde que comenzó a rodar el pasado mes de enero, este centro comercial distribuye la mitad de sus ganancias a proyectos humanitarios internacionales y

El primer portal de tiendas solidario de España, Shopciable, está presentando un desarrollo notable en su medio año de vida. Su objetivo, hacer posible un capitalismo con más corazón, repartiendo el 50% de su beneficio entre causas humanitarias. Por el momento, ha conseguido más de 20.000 usuarios y una facturación superior a los 100.000 euros desde enero. Unos datos que “demuestran que en España hay buena gente solidaria”, afirma Marcos de Pedro Gurí, socio fundador. La empresa estudia expandirse hacia otros mercados. “Primero a Latinoamérica y Europa y luego al resto del mundo. Pero vamos paso a paso”, apunta De Pedro.

La oferta abarca cualquier necesidad de consumo: viajes, hogar, salud, deportes, automoción o servicios, entre otras. Alguna de las tiendas online asociadas al centro comercial son el Corte Inglés, Cortefiel, Carrefour, Apple, Sony, Telepizza, Decathlon, Fnac o Iberia, pero Shopciable no va a quedarse ahí y tiene pensado incluir en su servidor otras referencias como las del grupo Inditex y Amazon. Además, se puede acceder a portales de ofertas del tipo de Groupon o Letbonus.

El importe de la donación, que no lleva ningún coste para el comprador, depende de cada compañía. Apple ofrece el 10% de cada compra realizada a través del portal a la causa seleccionada; si la compra es en Springfield, por cada 50 euros se estarán donando dos, y por pedir una pizza la ayuda es de un euro.

Orígenes

Altruismo sin coste añadido para el cliente

El funcionamiento del servidor es sencillo, el usuario se registra en Shopciable, escoge una causa social y realiza su compra online en cualquiera de las más de 300 tiendas “afiliadas” sin ningún coste adicional. Una vez finalizada la compra el cliente recibe un email informativo sobre la donación total que se va a efectuar. Además, por cada anuncio visionado se realiza una donación de tres céntimos a la causa seleccionada.

El proyecto nació en 2011 de la inquietud de un grupo de siete amigos procedentes del marketing, el comercio electrónico y la comunicación. “Desde el momento en el que a Alberto Ramos [uno de los socios fundadores] se le ocurrió la idea nos pusimos a trabajar en tres direcciones: conseguir tiendas, convencer a ONGs y desarrollar el portal”, comenta Marcos de Pedro. Finalmente el proyecto se puso en marcha el pasado enero y desde entonces no ha hecho más que conseguir adeptos. Ante sus competidores de la venta online aporta valor social a los procesos de compra.

Shopciable se presenta como un centro comercial que basa su modelo de negocio en el marketing de afiliación, ayudando a las tiendas registradas a fidelizar y captar nuevos clientes. Con el fin de garantizar a las tiendas anunciantes y al usuario la transparencia y seguridad de todo el proceso, Shopciable cuenta con el sello de Confianza Online y colabora con la Fundación Lealtad.

En la actualidad comparte beneficios con 25 ONGs en ámbitos como la salud, la integración o la ayuda al desarrollo y trabaja para incorporar muchas otras como Unicef o Cruz Roja. La cartera existente está formada por organizaciones de gran tamaño, como Cooperación Internacional o Acción contra el Hambre y otras de pequeño o mediano tamaño como la asociación de Alba Pérez o la fundación Ana Bella. A través del portal también se puede ayudar a causas locales, como “el jardín de mi hospi”, una propuesta de paisajismo en la cubierta del hospital de la Paz en Madrid para crear un espacio de juego para los niños hospitalizados.

Margen de expansión gracias a las redes sociales

Los cambios sociológicos motivados por internet favorecen modelos de negocio como Shopciable, que rentabiliza por un lado el crecimiento del comercio electrónico y canaliza la energía de las redes sociales.
Desde que la empresa comenzó a rodar en el mes de enero, sus adeptos han ido ganando peso y hoy el proyecto cuenta con 20.000 personas registradas. Un número de afiliaciones con grandes perspectivas de ampliación gracias, entre otros motivos, al efecto contagio que tienen las citadas redes sociales.

Un ejemplo de que es posible el crecimiento a través de las mismas es la colecta de 1.000 euros, con sus consiguientes registros, que se originó por la publicación del vídeo de presentación de Shopciable en la página de Facebook del periodista Jordi Évole.

La clave de la recaudación está en un sistema creado por la empresa en el que los usuarios donan dinero solo por visionar un enlace encriptado en la web de Shopciable. De esta manera, los seguidores de Évole que visualizaron el vídeo de presentación donaron, indirectamente, cinco céntimos a una causa social. En este caso, la organización que percibió el dinero fue el Banco de Alimentos.

A través de internet los usuarios registrados en el centro comercial también tienen la posibilidad de liderar y proponer nuevas causas sociales e iniciativas con el fin de dar visibilidad a problemas que aparecen inadvertidos para la mayoría. Con el objeto de concienciar sobre algunos de estos asuntos, Shopciable ha recogido la opinión de sus seguidores y ha presentado al Congreso de los Diputados una propuesta para dedicar un día del calendario a la Hiperactividad y la Falta de Concentración, una afección que sufre el 10% de la población infantil.

Normas