El Infanta Leonor, el del Sureste y el hospital del Henares
Imagen del Hospital del Henares, en Coslada (Madrid)
Imagen del Hospital del Henares, en Coslada (Madrid)

Madrid adjudica a Ribera Salud y Sanitas la gestión de tres hospitales

La primera ha aportado un depósito de 11,7 millones de euros mientras que Sanitas ha entregado una garantía de 4 millones

L a Comunidad de Madrid ya ha comenzado el proceso de privatización de la gestión de seis de sus hospitales públicos. El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, anunciaba ayer que entre el jueves y el viernes de la semana pasada se formalizó la adjudicación definitiva de la gestión de los hospitales del Infanta Leonor de Vallecas y el del Sureste, situado en Arganda, a la empresa Ribera Salud, así como el hospital del Henares, de Coslada, a BUPA Sanitas.
Entre otras condiciones para la externalización, Ribera Salud aportó la semana pasada una fianza de 11,7 millones de euros mientras que Sanitas entregó una garantía de 4 millones. Asimismo, dichos contratos se van a publicar en el Perfil del contratante de la Comunidad de Madrid para conocimiento público.

El consejero explicó que lotes por los que ‘puja’ la empresa HIMA San Pablo, los hospitales de Parla, Aranjuez y San Sebastián de los Reyes, podrían ser adjudicados también esta misma semana, aunque puntualizó que en este caso las notificaciones tardan “un poco más” ya que es una empresa que hasta ahora sólo operaba en Puerto Rico. Éstam junto a Ribera y Sanitas, han sido las tres únicas empresas que han acudido al concurso de los hospitales madrileños después de que Capio, que ya gestiona cuatro centros, decidiera no presentar ninguna oferta.
Según Lasquetty, a partir de este momento ya está culminado el procedimiento “que empezó el Gobierno regional para garantizar que estos hospitales públicos, que son excelentes, sigan siendo excelentes hospitales públicos gestionados de una manera diferente, pero de cara a los pacientes eso no se va a traducir en ningún cambio”.

Gestión desde septiembre

“El objetivo es que en septiembre estas empresas adjudicatarias asuman la gestión de sus respectivos hospitales, que son y seguirán siendo públicos”, afirmó Lasquetty.

Con estas adjudicaciones, el consejero de Sanidad cierra un proceso que le ha traído más de un quebradero de cabeza, y no solo por parte de los trabajadores del sistema madrileño de salud pública.

El 10 de julio, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendía de forma cautelar las adjudicaciones. El Partido Socialista Madrileño solicitó parar el proceso después de que la CAM modificara los pliegos a cuatro días de la fecha límite para presentar ofertas. El cambio afectaba a la fianza que debían presentar las empresas, y que en un principio era de un 5% del total de los 10 años de contrato. La CAM lo rebajó al 5% de cada año.

El mismo tribunal levantó la suspensión dos semanas después al considerar que el PSMno tenía un “interés legítimo” para pedirla.

Normas