Cree que la retribución actual es insostenible
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. EFE

Soria afirma que muchos inversores de renovables deberán refinanciar

Apenas un mes después de la aprobación de la reforma eléctrica, el ministro de Industria, José Manuel Soria, se defendió ayer de las críticas del sector y aseguró que confía en que las empresas de renovables que tengan que refinanciar créditos no encontrarán dificultades. “Creo que muchos inversores del sector de renovables van a tener que renegociar las condiciones con sus entidades financieras, pero creo que eso no debería suponer un gran problema”, dijo en una entrevista con EFE.

Soria, que asegura que ha recibido las felicitaciones del sector bancario por la reforma, considera que mantener la retribución de las empresas del sector con la crisis actual es insostenible. “En la situación en que está el desempleo y como está la demanda eléctrica, ya no pueden seguir percibiendo la rentabilidad que percibían antes. Eso se podía hacer en una época de expansión. Ahora no”.

La reforma del sector aprobada el 12 de julio cambia la retribución para el régimen especial (renovables y cogeneración), que dejará de cobrar las actuales primas para pasar a un sistema con una rentabilidad del 7,5% durante toda la vida útil de las centrales.

Desde el sector renovable, especialmente el fotovoltaico, se ha alertado de que los cambios llevarán a la quiebra a muchos inversores, entre ellos pequeños ahorradores. “Es verdad que hasta ahora muchos inversores en renovables venían percibiendo una rentabilidad por encima del 15% pero eso no es en absoluto razonable”, señala.

Esas cantidades “luego se reflejan en los costes del sistema que pagamos todos los consumidores en el recibo de la luz. Y como eso no lo podemos seguir asumiendo tenemos que reducir la rentabilidad. Y ya no va a ser de un 15% ni de un 14% ni de un 12% ni de un 10%. Va a ser una rentabilidad razonable”.

El Gobierno aún debe aprobar la metodología para establecer el coste de inversión sobre la que se calculará la rentabilidad, normativa que Soria prevé tener lista antes de que acabe 2013.
Además, la reforma recoge una revisión de la parte regulada de la tarifa eléctrica (peajes) que ha supuesto una subida media del recibo de la luz del 3,2% desde agosto. Sobre los peajes, el ministro descarta nuevas revisiones este año, por lo que si hay futuras subidas dependerán “exactamente de lo que ocurra en el mercado, no será una decisión del Gobierno”, explica.

Por otro lado, reitera la voluntad del Gobierno de que la central de Garoña siga abierta si cumple los criterios fijados por el Consejo de Seguridad Nuclear. “Va a depender mucho más de los operadores que del Gobierno”, asegura.

Soria descarta de forma tajante que la calidad del suministro eléctrico empeore por la menor retribución de las redes prevista en la reforma del sector, ya que las empresas recibirán unos ingresos razonables por este negocio.

“Si hay efectos sobre la calidad de la distribución puedo asegurar rotundamente que no va a tener que ver con las medidas que hemos tomado. El Gobierno sigue garantizando a las empresas del sector que por las actividades que realizan obtengan una rentabilidad razonable”, afirma. “Las medidas no les gustan a las empresas pero el Gobierno las ha hecho en función del interés general que era que no subiera el precio de la luz un 42%”, recalca.

Defiende la buena marcha del turismo

José Manuel Soria recuerda que el turismo es “uno de los motores de la economía” y un sector “clave en sentar las bases de la recuperación de la economía española”. “En gran medida, el comportamiento global de la economía en 2013 va a estar muy condicionado por el buen comportamiento del turismo”, afirma.

El ministro augura que este ejercicio será “un buen año turístico”, “incluso mejor que el año 2012”, gracias a las visitas de extranjeros, ya que el turismo nacional aún no remonta.

En el sector de telecos, Soria espera tener listo antes de fin de año el reparto de frecuencias en la banda de 800 MHz, la idónea para desarrollar el móvil 4G, al tiempo que valora el aumento de peso de Abertis en Hispasat. “Hispasat es una empresa con un potencial de crecimiento enorme que no se puede desarrollar con capital público en el contexto actual”, reconoce, y el Gobierno ve la entrada de un operador privado como Abertis con “muy buenos ojos”, ya que permitirá aumentar y consolidar su tamaño.

Normas