Tribuna

El modelo de negocio que triunfa en Internet

¿Existe el modelo de negocio perfecto en Internet? A pesar de la crisis, ¿por qué hay negocios que crecen más de un 1000% desde su lanzamiento? La clave está en equilibrar oferta y demanda: unir plataforma más producto y hacer la vida más fácil al usuario. Esta fórmula tan sencilla fue el origen del modelo de Just Eat, la mayor plataforma de comida a domicilio online que está presente en 40 ciudades de España y a la que ya están unidos más de 2000 restaurantes.

Las dificultades económicas y el aumento del desempleo han modificado sustancialmente los hábitos sociales de los españoles y este cambio en las pautas de consumo se aprecia especialmente en el presupuesto destinado al ocio. Las comidas y celebraciones que antes se hacían en cualquier restaurante, se hacen ahora en casa, con familiares y amigos, donde se suele pedir comida a domicilio por la comodidad y como ‘consuelo’ gastronómico.

El alto índice de uso de Internet en nuestro país es otro de los factores que explican el boom del sector. Los consumidores potenciales, 2,5 millones de personas que navegan en la red a diario, pedían a gritos este modelo, seguro y fácil de usar, aunque también hay que tener en cuenta el incremento, especialmente en España, del uso de los dispositivos móviles, que hacen posible pedir la comida desde cualquier sitio y a cualquier hora (la mayoría de éstos pedidos se hacen a través del iPhone, seguidos de teléfonos Android y de iPads)

Hacer la vida más fácil al consumidor que quiere comer y ayudar, al mismo tiempo, al restaurante que quiere crecer, esa es la fórmula. Por ello, y a pesar de la crisis, el sector de la comida a domicilio online es uno de los pocos que crece año tras año; en España es el que más ha crecido exponencialmente, un 1030% desde su lanzamiento.

Pero, ¿cuál es el perfil de usuario un servicio en Internet como este? Es amplio y heterogéneo: todo internauta al que no le apetezca cocinar. Hay un grupo de consumidores que, por edad, estilo de vida y costumbres, así como por la familiaridad con el uso de las nuevas tecnologías, son los que más demandan este servicio. Un claro ejemplo son los jóvenes, una generación nacida en la era de la tecnología –la generación de la consola- que utiliza con frecuencia Internet, confía en la compra a través del comercio electrónico y busca la comida a domicilio por este sistema a precios asequibles, pero son exigentes a la hora de hablar de la calidad del servicio.

También los usuarios con edades entre los 35 y 44 años son grandes clientes de la comida online. Viven en medianas y grandes ciudades, cuentan con horarios laborales a tiempo completo que suele prolongarse hasta tarde en la oficina; un público urbano y muy ocupado a quienes un servicio de este tipo les hace más fácil su día a día.

En esta plataforma de oferta y demanda todos salen beneficiados. Los restaurantes han descubierto en estas plataformas cómo crecer e incrementar su clientela. Si el cliente no va al restaurante, el restaurante va al cliente; y en tan sólo dos meses, la rentabilidad ya es una realidad para ellos. Así, en una época de crisis en la que el sector de la restauración es uno de los que más la sufre, unirse a estos modelos de negocio en Internet puede ser una decisión muy fructífera.

¿Hemos conseguido cambiar la vida de los consumidores? Creo que sí; creo firmemente que les ayudamos a que sea un poco más fácil, más cómoda y práctica: mi restaurante favorito en casa, a un solo clic.

Jerome Gavin es director de operaciones y expansión de Just Eat para España, Francia, Italia y Brasil

Normas