El índice cae un 0,37% y la prima se enfría a 287
Imagen del reflejo de un panel de cotizaciones en Tokio.
Imagen del reflejo de un panel de cotizaciones en Tokio. Reuters

El Ibex aguanta los 8.500 pese a la posible retirada de los estímulos en EE UU

El rumor de que la Fed elimine las compras de deuda asusta a los inversores

El Ibex encontró dificultades para continuar con la racha alcista que mantuvo las tres últimas semanas y en la jornada de ayer prosiguió con el leve descenso con que cerró el lunes. La Bolsa española se resintió de la corriente de pesimismo que se respiraba en Wall Street, donde persiste el temor a una retirada precipitada de los estímulos por parte de la Reserva Federal, una posibilidad apuntada ayer por Charles Evans, presidente de la Fed de Dallas.

Pese a superar en su mejor momento los 8.600 puntos, el Ibex pasó sus últimos minutos de la jornada luchando por no bajar de los 8.500, y cerró en los 8.529,50 puntos. Los analistas, que no descartan que el selectivo español dé algún que otro susto, aunque nunca hasta caer por debajo de los 7.500, siguen en cualquier caso apostando por el potencial de los mercados de la periferia europea, incluido el español. Lo esperado es que Ibex junto con el indicativo italiano Mib terminen por liderar el mercado.

La noticia positiva del día fue que el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Peter Praet, aseguró que la institución aún tiene “munición” para hacer frente a los problemas de la eurozona y apunta que los tipos de interés puede que no hayan alcanzado todavía su nivel más bajo, en la misma línea de lo señalado la semana pasada por el presidente del BCE, Mario Draghi. Asimismo, defendió que la decisión de dar más detalles sobre la senda futura de los tipos de interés ha contribuido a dar “más claridad” sobre las perspectivas económicas y la capacidad de reacción de la institución.

Además, se publicaron algunas cifras macro, como los pedidos de fábrica en Alemania, que crecieron un 3,8% en junio frente a mayo, y la producción manufacturera en Reino Unido, que avanzó un 1.1%. Por su parte, el déficit comercial estadounidense se redujo en junio hasta los 34.200 millones de dólares.

Indra volvió a destacar, después de conocerse la salida de su capital por parte de Liberbank, una noticia que invitaba a pensar en un nuevo avance, como ya sucedió tras conocerse la venta por parte de Bankia. Pero sus títulos, llegaron a perder casi un 2%, aunque cerraron con un alza del 1,23%. A pesar de ocupar el primer puesto del selectivo gran parte del final del día, a última hora ha perdido este puesto en favor de Abertis, que avanza un 1,8%.

En la última posición de la zona negativa de la tabla cerró Arcelor, que cayó un 3,25%. Otra noticia negativa para el grupo, que anunció la semana pasada un balance del primer semestre con 847,6 millones de pérdidas.

La prima de riesgo española se enfrió hasta los 287 puntos básicos, por debajo de los 290 alcanzados en la jornada de ayer, con la rentabilidad del bono a diez años en el 4,57%. La previsión de los analistas es que a corto plazo consiga afincarse entre los 200 y los 250 puntos, muy lejos del entorno de los 550 de agosto del pasado año.
El euro sigue repuntando hasta los 1,3303 dólares.

IBEX 35 9.261,40 0,96%
Normas