El grupo tiene este año un vencimiento de 5.000 millones
Sede de FCC en Madrid.
Sede de FCC en Madrid.

FCC prevé cerrar en otoño el proceso de refinanciación de su deuda

FCC mantiene un proceso de refinanciación “transit” de su deuda “muy avanzado” con los principales bancos financiadores, de forma que espera tenerlo cerrado sobre octubre o noviembre.

“El proceso de refinanciación está avanzado”, ha señalado el director general de finanzas de FCC, Víctor Pastor, preguntado por las posibles negociaciones de la compañía con los bancos para aplazar el pago de unos 5.000 millones de euros que vencen este año y el que viene.

“Esperamos tener completado (el proceso) a principios de septiembre y a partir de ahí cerrar la refinanciación en octubre o noviembre”, ha anunciado en una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer semestre, periodo en el que FCC perdió 607,6 millones debido al efecto de la desconsolidación de la austríaca Alpine y el ajuste del valor de los activos en energías renovables.

Asimismo, ha indicado que la compañía cerrará el año con una deuda neta cercana a los 6.000 millones de euros y que el plan de proveedores tendrá un impacto previsto en caja de 300 millones de euros.

Con respecto al programa de desinversiones, Pastor ha asegurado que todas las ventas contempladas en el plan estratégico de FCC con horizonte 2015 están avanzadas y continúa su progresión.

En este sentido, ha detallado que la compañía tiene ya ofertas vinculantes por el negocio de logística, que espera ofertas vinculantes a finales o mediados de mes por el área de mobiliario urbano y que está en proceso de recibir ofertas vinculantes para sus activos de energías renovables.

Asimismo, ha explicado que la deuda financiera neta del semestre, que se redujo un 6,1 % hasta los 6.654 millones, no recoge aún el efecto de las desinversiones realizadas durante el semestre, que se elevan a cerca de 1.000 millones de euros.

Así, está previsto que las ventas se contabilicen en el tercer trimestre del año y que el impacto de los planes de pago a proveedores se reflejen en el cuarto trimestre.

Sobre la insolvencia y posterior proceso de liquidación de su filial Alpine -que solicitó el concurso de acreedores el pasado 19 de junio- el directivo del grupo no prevé obligaciones adicionales ni salidas de caja.

De cara a los próximos meses, la compañía -que califica estos resultados como de transición- prevé que las cuentas vayan de menos a más de forma que se pueda reportar una mejoría de las cifras en los próximos meses.

Con unas previsiones de recuperación para 2014, la compañía valora la cierta recuperación de los márgenes de construcción y cemento, que continuará los próximos meses, la mejora del capital corriente, la reducción de la deuda y el incremento de la cartera de ingresos, que se espera que dé sus frutos los próximos trimestres. EFECOM

Normas