Pequeños gigantes
Desde que en 1998 empezó a elaborar sus propios productos, la empresa ha automatizado la producción y el envasado.
Desde que en 1998 empezó a elaborar sus propios productos, la empresa ha automatizado la producción y el envasado.

Negocio supervitaminado y mineralizado

Con 20 años de experiencia en productos dietéticos ynutricionales, la firma sevillana Bio-Dis espera incrementar sus ingresos un 20% por segundo ejercicio consecutivo

Hay empresas que nacen, crecen y mueren; hay compañías que mantienen la misma actividad generación tras generación; otras diversifican la oferta, y las hay que cierran su propio círculo. Es el caso de Laboratorios Bio-Dis, que nació en 1992 con un capital social de 4.000 euros y el objetivo de importar productos dietéticos desde Estados Unidos.

Cuando los tres hermanos Cantarero Artacho, fundadores de la empresa, llevaban ya algún tiempo comprando al otro lado del Atlántico para vender aquí, se plantearon dar un salto más, “¿por qué no fabricar nuestros propios productos?”, recuerda el presidente de la compañía, José María Cantarero.

Así, en 1996 lanzaron su primera marca propia, Nature Essential, destinada al canal herbodietético. Primero encargaron su elaboración a terceros y dos años después, las cápsulas y frascos empezaron a salir de sus instalaciones de La Rinconada (Sevilla).

El círculo se cerró con el siguiente interrogante. “Si ya fabricamos y vendemos en España, ¿por qué no exportar?”. A ello se lanzaron en el año 2000 con notable ahínco hasta conseguir que en 2012 más de un 30% de sus ventas se produjeran en el exterior.

Controlan el proceso y el mercado como fabricantes, marquistas y exportadores

De importadores pasaron a exportadores, aunque todavía siguen comprando algunas mercancías en Estados Unidos y la Unión Europea.

Los responsables de Bio-Dis no dibujan la trayectoria de la compañía, sin embargo, como una circunferencia, sino como una línea recta de trayectoria ascendente, “porque cuando la empresa está integrada verticalmente como fabricante, marquista y exportadora controlas mejor todos los procesos y el mercado sin depender de nadie”, explica su presidente.

Y es que, como buena pyme, Bio-Dis se lo hace todo: diseña sus marcas, desarrolla sus fórmulas, fabrica el producto, hace el marketing y busca clientes puerta a puerta y país a país.

Todo con un catálogo que actualmente abarca seis marcas distintas y 400 referencias de productos dietéticos, complementos alimenticios y de nutrición deportiva. Una gama que incluye vitaminas, plantas medicinales, productos de control de peso, quemadores de grasa, lecitinas, omega 3, etcétera.

“Fuimos a la primera feria internacional con 300 euros de presupuesto”, recuerdan

Las claves del éxito
No es fácil incrementar la facturación un 20% al año. Como el laboratorio lo consiguió el ejercicio pasado, prevé repetir en 2013, pero Cantarero enumera varios puntos fundamentales para dar en la tecla.

“Reinvertir el 100% de los beneficios, apostar por la innovación en productos y equipos, identificar las demandas de mercados y consumidores –cada vez más exigentes– y recorrerte todo el mundo buscando clientes”.

También hay que tener en cuenta, reconoce, el extraordinario avance del sector de la salud y el cuidado personal en los últimos 20 años, casi los mismos que tiene la empresa.

Un millón de frascos al año

Cada año, con seis marcas facturan casi un millón de frascos. Nature Essential y Obire aportan entre el 60%y el 70% de sus ingresos.

Disponen de 150 productos; la primera citada actúa de marca paraguas, “porque unos tiran de otros”, según su presidente.

Obire está especializada en complementos alimenticios de bajo coste.

Hay una mayor concienciación por parte de los consumidores, el deporte se ha impuesto como alternativa de ocio y el aumento de la esperanza de vida propicia el uso de complementos para mejorar la calidad de la misma, por citar algunos factores que más han influido.

A ello se suma la incorporación de nuevos canales de venta, que ya no se limitan a farmacias y parafarmacias, sino también a gimnasios, tiendas especializadas, franquicias y hasta hipermercados, lo que además ha permitido que dejen de considerarse como artículos de lujo. “Y si las vías de comercialización aumentan, las ventas aumentan”, sentencia el presidente de Bio-Dis.

Por eso, y a pesar de la crisis, la firma asegura seguir mejorando sus resultados en España, aunque cada vez gana más cuota el mercado internacional desde que fueron a su primera feria en Portugal.

“Nos marchamos a Lisboa con un presupuesto de 300 euros. Entramos a la feria, compramos el catálogo de expositores y visitamos a los distribuidores. El lunes siguiente teníamos clientes lusos en Sevilla que se querían llevar dos paneles de vitaminas”, rememora Cantarero.

Siguieron Italia, Francia y, así, hasta 30 destinos del norte de África, golfo Pérsico y sobre todo Europa, incluidos los antiguos países del Este, los últimos en sumarse a su lista con fuerza. El próximo reto es entrar en nuevos mercados asiáticos como el de Hong Kong, Malasia y Singapur.

El escaparate de sus productos

José María Cantarero es el presidente y fundador de la empresa junto a sus hermanos Concha y Javier.
José María Cantarero es el presidente y fundador de la empresa junto a sus hermanos Concha y Javier.

Una de las últimas apuestas de la empresa ha sido Nature Essential Shop, la primera tienda que abrió el año pasado en Sevilla para comercializar todos sus productos y que se presenta como el germen de lo que pretende ser una franquicia nacional e internacional.

“De momento tenemos el establecimiento de Canalejas como piloto y nuestra intención es empezar a desarrollar la cadena a partir del año que viene”.

Bio-Dis quiere, además, convertir su tienda en foro de información e intercambio de opiniones sobre el bienestar y el cuidado personal, trascendiendo lo que es un mero punto de venta.

Actualmente trabajan también en una nueva línea de nutrición deportiva que sacarán al mercado en 2014.

Datos básicos

La sede en el Polígono Majaravique en La Rinconada (Sevilla) ocupa una extensión de 1.200 metros cuadrados.
La sede en el Polígono Majaravique en La Rinconada (Sevilla) ocupa una extensión de 1.200 metros cuadrados.

Inversiones
La dirección asegura que los nuevos negocios se acometen siempre con un porcentaje mínimo de recursos propios del 40%, lo que reduce el nivel de endeudamiento. En 2012 invirtieron 500.000 euros en un sistema inteligente de producción para fabricar al año 80 millones de cápsulas, 100 millones de comprimidos y 2 millones de frascos envasados.

Facturación
El volumen de negocio ascendió el año pasado a 1,6 millones de euros, un 20% más que en 2011. La previsión es cerrar este ejercicio con un incremento similar y alcanzar los 2 millones de euros. La exportación supondrá en 2013 entre el 35% y el 40% de sus ventas. Son la primera empresa andaluza de su sector.

Plantilla
Después del mayor incremento de personal, el 30% experimentado en 2010, la empresa da trabajo a 25 personas, en su mayoría mujeres. Este año prevé aumentar los puestos en nómina en otro 10%.

I+d+i
Como media dedica un 5% de su facturación a la innovación, que se extiende tanto al descubrimiento de nuevas fórmulas magistrales como a procesos de producción pioneros o investigación de nuevos nichos de mercado y de mercados inmaduros para adelantarse a la competencia.

Normas