Lo probamos:
Suite del Hotel Villa Magna de Madrid.
Suite del Hotel Villa Magna de Madrid.

Despertar en una 'suite' del Villa Magna

La habitación tiene más de cien metros cuadrados, con vistas al Paseo de la Castellana

Los productos del cuarto de baño tienen la personalidad de la firma Asprey

Habitación 720. Es una suite de las 50 con las que cuenta el Hotel Villa Magna de Madrid, cuyos tamaños van desde los cien metros cuadrados a los 290. Y cuyo precio parte de los 1.200 euros por noche (el desayuno no está incluido y son 35 euros por dos personas). El hotel fue inaugurado en 1972 sobre el palacio de los Marqueses de Larios. Por su ubicación, en el barrio de Salamanca a orilla del Paseo de la Castellana, siempre fue un punto de encuentro de la alta sociedad.

Hoy, sin moverse del lugar, está situado en plena milla de oro, rodeado por las copas de los árboles de La Castellana, y es considerado uno de los más lujosos de Europa, frecuentado por la clase ejecutiva y por artistas de Hollywood. En 2007 cerró sus puertas para acometer una profunda reforma en sus instalaciones en las que invirtió más de 50 millones de euros. Fruto de esta remodelación son las 150 habitaciones con las que cuenta en total, frente a las 180 que tenía anteriormente. El hotel también cambió de manos, pasó de pertenecer al grupo Hyatt a ser propiedad de la empresa familiar portuguesa Sodim SGPS. El arquitecto Thomas Urquijo se encargó del rejuvenecimiento del local, donde se juega con el estilo clásico, moderno y atemporal.

 Sábanas. Las habitaciones están decoradas con colores sobrios. La cama es confortable y las sábanas son suaves, frescas y envolventes.

Salón de la suite del Villa Magna.
Salón de la suite del Villa Magna.

Lino. El cuarto de baño es de mármol y funcional, con bañera y una buena ducha. Las toallas, de algodón y lino.

 Wifi. La conexión a internet es gratuita y se agradece la carta que ofrecen al huesped con las instrucciones de uso.

Dulces. La dirección del hotel desea al cliente una feliz estancia con unos dulces y unas frutas.

Televisión espejo. Todas las suites cuentan con un amplio salón, con mesa de despacho amplia y dos televisores Magic Mirror, con pantalla LCD y lector de CD-DVD.

Frondosas vistas. Uno de los privilegios de dormir en este hotel está en el amanecer, frente a un vergel en pleno Paseo de la Castellana.

Vestidor. Es amplio, como no podía ser de otra manera, y dotado con todo tipo de detalles (zapatillas, bolsa de tela para la ropa...).

‘Amenities’. Los productos del cuarto baño merece la pena llevárselos a casa. Son frescos, perfumados y los firma Asprey.

Desayuno. Se puede tomar en la habitación o en el restaurante. Buena bollería y frutas frescas.

Normas