El Gobierno solo ha decidido que sean asimétricos los umbrales para este ejercicio
Imagen del último Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado mes de junio.
Imagen del último Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado mes de junio. EFE

Hacienda fijará los objetivos de déficit y deuda para las regiones hasta 2016

Dos días antes del Consejo de Política Fiscal y Financiera que fijará los objetivos de déficit y deuda para cada comunidad, el enfrentamiento entre el Gobierno y estas se suaviza.

De momento, solo se ha decidido que sean asimétricos los umbrales de déficit de este ejercicio, no los del futuro.

Arrecia el enfrentamiento entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Hacienda por el crucial encuentro que celebrará mañana el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), donde el Gobierno fijará los objetivos de déficit y deuda para cada una de las regiones para este año y el periodo 2014-2016. De momento, solo ha decidido que sean asimétricos los umbrales de déficit de este ejercicio, no los del futuro.

Desde que Bruselas concedió más margen a España para cumplir con el objetivo de déficit, las comunidades autónomas han tratado de convencer al Ministerio de Hacienda para que les traslade a ellas buena parte de esa relajación en la consecución de la estabilidad presupuestaria. El departamento que dirige Cristóbal Montoro cedió parcialmente anunciando que, por primera vez, este año se establecerían objetivos diferentes para cada una de las comunidades autónomas, el conocido como déficit asimétrico que no convence a casi nadie.

Por un lado, está el grupo de las denominadas comunidades cumplidoras, aquellas que alcanzaron el objetivo de déficit marcado para 2012 o que si no lo consiguieron, al menos redujeron drásticamente su desequilibrio presupuestario. Lideradas por Madrid, entienden que el objetivo debe continuar siendo el mismo para todas las regiones, puesto que todas tenían el mismo mandato. “Si unas han sido capaces de conseguirlo aplicando medidas duras y muy impopulares, como son los recortes en sanidad y educación, las que no han puesto en marcha esas iniciativas no tienen argumentos para pedir más tiempo en su camino hacia la estabilidad presupuestaria”, explican desde el Ejecutivo de Ignacio González.

Financiación autonómica

Otras comunidades, sin embargo, recuerdan que hasta que no se subsanen las desigualdades que, según ellas, provoca el actual sistema de financiación autonómica, lo más justo y equitativo es que el Ejecutivo establezca déficit diferenciados por región. El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, es uno de los defensores de esta tesis. Valcárcel se mostró “convencido” de que el Gobierno central “no tiene más opción que atender un compromiso de déficit individualizado”, ya que “mientras no haya igualdad de trato en la financiación de la comunidades, debe haber también diferencias en cuanto a los criterios de compromiso de déficit”.

Por su parte, el número dos del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, advirtió ayer de que los servicios públicos esenciales “están en juego” si se mantiene el objetivo de déficit en el 1,3% inicialmente establecido para todas las regiones. Por ello, hizo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, especialmente al PP, para reclamar un trato “justo” con Andalucía. Aunque consideró “precipitado” plantear el diseño de los presupuestos para 2014 hasta que no se conozca el techo de gasto, el vicesecretario general del PSOE-A reconoció que si no se modifica el objetivo de déficit “se hace muy difícil” la elaboración de las cuentas porque Andalucía está ya “al límite” y una “nueva vuelta de tuerca” puede “complicar mucho” el mantenimiento de los servicios públicos. “Estaríamos ante un escenario complicado, nos jugamos mantener los servicios públicos en Andalucía: la sanidad, la educación, los servicios sociales, además de la lucha contra la exclusión y la reactivación de la economía”, explicó el dirigente socialista, quien acusó al Gobierno del PP de querer “debilitar” e incluso “acabar” con esas políticas.

Preguntado si cree que está en riesgo el pacto con IU a cuenta de la elaboración de los presupuestos de la comunidad para el próximo ejercicio, Jiménez aseguró que hay que esperar a conocer “el marco general” de las cuentas y, sobre la exigencia de transparencia por parte del coordinador regional de la federación de izquierdas, Antonio Maíllo, recordó que el diseño de los presupuestos corresponde al Gobierno andaluz. “La discusión de los presupuestos se tendrá que producir en sede de Gobierno”, puntualizó Jiménez que, no obstante, indicó que hay una coincidencia respecto a las prioridades de los presupuestos, en referencia al mantenimiento de una sanidad y una educación pública, gratuita y universal, además de la lucha contra la exclusión social y la creación de empleo.

“Andalucía tiene que tener un presupuesto que sirva para la recuperación económica y para el mantenimiento del estado del bienestar”, apostilló Jiménez, quien insistió en que cuando se conozca el escenario económico-financiero será el momento de elaborar las cuentas.

Cataluña aspira a lograr un tope del 2,1%

El presidente catalán, Artur Mas, admitió ayer que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) difícilmente se conseguirá la reclamación catalana de un tercio del techo de déficit total para España (un 2,1%) aunque confió en quedarse cerca y ya alertó de que un 1,7% es “insuficiente”.

En una comparecencia de prensa, Mas, que aún no ha presentado los presupuestos de 2013 a la espera de que Hacienda defina al techo de déficit, afirmó que el objetivo de entre el 1,5% y el 1,7% del PIB que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, dijo que pedirá al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, obligaría a hacer recortes “muy duros” que el Gobierno catalán no está dispuesto a aplicar. Mas manifestó su “sorpresa” por el hecho de que Sánchez-Camacho, siendo catalana y del PP, “se ponga tan rápido al lado del Ministerio de Hacienda”.

Normas