Empresas vintage
Cola Cao, desayuno ideal... no solo para los hijos Ver fotogalería

Cola Cao, desayuno ideal... no solo para los hijos

La bebida, creada en la década de los cuarenta en Barcelona, se vende en 60 países y ha sido el motor de crecimiento de la empresa Nutrexpa.

El grupo tuvo unos ingresos el pasado año de 450 millones de euros y cuenta con 1.600 empleados.

Una o dos cucharadas en la taza. Luego la leche. Y remover para que no queden grumos. Estos sencillos pasos para beberse un Cola Cao se conocen en cualquier casa de España desde hace generaciones. Y es que el éxito por esta bebida instantánea de cacao ha pasado de padres a hijos desde la década de los cuarenta.

Dos industriales catalanes, José Ignacio Ferrero y José María Ventura, fundan en 1940 Nutrexpa en el barrio de Gracia de Barcelona. En ese momento, su producto estrella se trata de la miel de La Granja San Francisco, además de vender cubitos de bouillabaisse a base de harinas y pescado fresco desecado, levadura Gloria, flan Gloria y Crema Cacao. En 1946, sale al mercado el Cola Cao, la marca que ha impulsado a la empresa desde entonces. “Fue una innovación para aportar nutrición y mejor sabor a la leche, cuyo nivel de calidad no era el de hoy”, explica un portavoz de Nutrexpa.

El nombre provino de la mezcla de cacao y cereal Kola-malteado (extracto de nuez de cola) de su fórmula. “Fue una verdadera innovación, ya que no existía un cacao con azúcar incorporado para la leche que se disolviese instantáneamente”.

Cronología

Cola Cao, desayuno ideal... no solo para los hijos

1940. Los industriales José Ignacio Ferrero y José María Ventura crean Nutrexpa en el barrio de Gracia de Barcelona para comercializar miel de La Granja San Francisco.

1946. Se registra y sale al mercado Cola Cao, el producto estrella de Nutrexpa.

1955. Lanzan en radio su gran éxito publicitario de La canción del negrito.

1957. Comienza a funcionar la nueva fábrica de la calle Lepanto en Barcelona.

1962. Inicio de las campañas publicitarias de televisión.

1964. La firma se hace con la firma rival Phoscao.

1970. Primera diversificación del negocio principal con la compra de la empresa Galletas Paja, en Gerona.

1972. Primer patrocino coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Munich e introduciendo la idea de Cola Cao “alimento olímpico”.

1979. Se construye la nueva y actual fábrica en Parets del Vallés (Barcelona).

1986. Adquisición de la empresa Central Lechera Palentina Celpa, fabricante de los batidos Okey.

1988. Nutrexpa entra en el negocio de los patés tras la compra de La Piara.

1988. Inicia el patrocinio al Comité Olímpico Español a través del programa ADO.

1990. Inicio de la producción de la bebida en China.

2002. Compra de Nocilla y de la firma de edulcorantes Mesura.

2009. Adquisición de Cuétara al grupo Sos.

2012. Artiach pasa a pertenecer también al grupo.

Como en el caso de Coca Cola, “la fórmula es un verdadero secreto que solo unos pocos conocen en la casa”, asegura el portavoz, aunque rivales no le han faltado. En 1948, la multinacional Nestlé crearía en EE UU un producto parecido en la gama de cacao soluble instantáneo, el Nesquik, que llegaría a España en 1963 y desde entonces ha pujado por ganarse a los consumidores.

Aunque los competidores lo tuvieron difícil. Cola Cao se hizo muy familiar para los españoles por sus campañas de publicidad radiofónicas. En 1955, la empresa crea La canción del negrito para los programas de éxito de la época. Los acordes, repetidos de padres a hijos, que comenzaban con “yo soy aquel negrito, del África tropical, que cultivando cantaba, la canción del Cola Cao”, recordaba a las madres que esta bebida era “el desayuno y merienda ideal”.

El siguiente salto es la primera campaña publicitaria en televisión, en 1962. Un medio en el que intenta seguir ganando a las nuevas generaciones. En 1972, llega la asociación de la bebida al lema “alimento olímpico” coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Munich y en 1988 comienza a patrocinar al equipo olímpico español. En 1992 es uno de los productos oficiales de los Juegos de Barcelona. Después llegan más anuncios populares con futbolistas como Rivaldo, Denilson y Roberto Carlos, y más recientemente con el piloto Dani Pedrosa y el tenista Rafa Nadal. En los últimos años, su imagen publicitaria se asocia a niños anónimos que cuentan las historias de sus deportes favoritos, siempre ligados al concepto de bebida de alto poder nutritivo.

Al comienzo, Cola Cao se presentaba en botes de cartón y posteriormente en latas, que en muchas casas todavía se guardan como objeto de colección. Hoy existen más de 15 formatos distintos, desde sobres de 18 gramos hasta envases para hostelería de 7,5 kilogramos. Además, la gama del producto ha ido creciendo. Actualmente, además de Cola Cao Original, se vende el Turbo, el 0%, 0% fibra, Cola Cao Pepitas, Complet, y el Energy, una receta de bebida lista para tomar.

“Algo que lanzamos cada año y que todos los niños esperan es la Baticao. Este verano se cumplen 20 años de la primera”, recuerdan desde la empresa. En esta ocasión, estas batidoras se dedican a los populares Angry Birds.

El éxito del Cola Cao llevó a Nutrexpa a ser pionera como empresa española exportadora. En 1990 inició la distribución en China creando una joint-venture con un socio local. Y en 1999 puso en marcha la fábrica en Tianjin, inaugurada por el entonces presidente del Gobierno José María Aznar. Aunque la versión china tiene una diferencia importante: el nombre. Se rebautizó como Gao-le-Gao, que en mandarín significa “alto-feliz-alto”. En ese país, Nutrexpa lanzó nuevos sabores (fresa, banana, vainilla, melocotón y naranja) y pastelitos de chocolate con esa marca.

Aunque este país asiático es el único con fábrica propia de Cola Cao, en la actualidad Nutrexpa exporta a más de 60 países. En España, la planta de producción está en Parets del Vallés (Barcelona). A pesar del paso de los años, la compañía sigue siendo propiedad de las dos familias que lo fundaron, los Ventura y los Ferrero, con muy bajo perfil público. Ambas mantienen las acciones repartidas al 50% Actualmente, el presidente es Javier Ventura, hijo de uno de los fundadores, aunque la dirección general corresponde a una persona ajena a las familias.

El grupo tuvo unos ingresos el pasado año de 450 millones de euros y cuenta con 1.600 empleados. La empresa vende al año alrededor de 60 millones de envases de esta bebida. La versión favorita y más vendida, según el portavoz de la empresa, sigue siendo la receta original. Aunque reconoce que el consumidor es más exigente y demanda productos más adaptados a sus necesidades. Además, el cliente no está tan definido. ¿Quién toma la bebida? “Los padres de hoy en día, ya desayunaron Cola Cao cuando eran pequeños, y muchos siguen tomándolo, así que cuando llegan a casa, los botes ya no son sólo para sus hijos”.

Nutrexpa, mucho más que el Cola Cao

Cola Cao, desayuno ideal... no solo para los hijos

Si la empresa comenzó con la miel de La Granja San Francisco y más tarde Cola Cao, poco a poco iría sumando nuevas marcas a su gama de productos. En 1970 compró Galletas Paja, en 1988, la empresa de patés La Piara. En 2002 sumaría a su cartera otra marca mítica de los hogares españoles, Nocilla, procedente del conglomerado Unilever. Y en los últimos años ha realizado dos adquisiciones importantes.

En 2009, la firma compró por 215 millones de euros Galletas Cuétara al grupo Sos (entonces involucrada en la adquisición de la aceitera Bertolli).

El año pasado se hizo con Artiach, una marca histórica de la que se desprendió Panrico.

Su gama de productos engloba Cola Cao, Cuétara (María Oro o Campurrianas, Tosta Rica o Napolitanas por ejemplo), La Piara (entre ellos el Tapa Negra), Nocilla, La Granja San Francisco, Phoskitos, Bocadelia, Paladín, los batidos Okey, el edulcorante Mesura o los caramelos Pez.

El grupo cuenta con ocho fábricas en España. Si Cola Cao se produce en la fábrica de Parets del Valles, el resto de productos se fabrican también en España. Los batidos Cola Cao y Okey se elaboran en Palencia; los Phoskitos y la miel de La Granja San Francisco en Gerona; las galletas Cuétara en Madrid y Cantabria; las galletas Artiach en el País Vasco; y el paté La Piara y la Nocilla en Barcelona.

En el exterior, además de la planta en China para ese mercado (con productos como el pastel Cola Cao Juan Xin), desde la adquisición de Cuétara, el grupo cuenta con una fábrica en Pombal (Portugal).

Normas