Por un probable conflicto de intereses

Forest Partners Estrada gestionará el concurso de La Seda tras renunciar Mazars

La consultora Mazars ha renunciado a ser administradora concursal de La Seda con el argumento de “evitar un posible conflicto de intereses”. Forest Partners Estrada y Asociados es  quien deberá aceptar el cargo en el plazo máximo de cinco días.

Aunque la compañía comunicó hace unos días que aceptaba el cargo, ha decidido ahora “retirarse del proceso” al comprobar que “una de las firmas de su red internacional había trabajado para una sociedad vinculada al grupo de un acreedor”.

La consultora ha comunicado esta mañana a la titular del juzgado mercantil número 1 de Barcelona su renuncia, y en la nota Mazars precisa que ha adoptado esta decisión “de forma transparente y responsable con la voluntad de facilitar el proceso y evitar incertidumbres”.

El pasado 4 de julio, el juzgado mercantil número 1 de Barcelona dictó el auto de declaración conjunta de concurso voluntario de acreedores de la empresa química La Seda de Barcelona y de sus doce filiales europeas.

La compañía química La Seda de Barcelona, que está en concurso de acreedores, sumaba hasta el 31 de mayo una deuda de 662,8 millones de euros, aunque el conjunto del grupo tenía un pasivo de 868,6 millones hasta abril. 

Normas
Entra en El País para participar