Designado por el juzgado mercantil

La consultora Mazars dirigirá el proceso concursal de La Seda

El juzgado mercantil número 1 de Barcelona ha nombrado a la consultora Mazars Financial Advisory administradora concursal de la empresa química La Seda y de sus doce filiales europeas.

Mazars, miembro del personal técnico de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), dispone ahora de un plazo máximo de cinco días para aceptar el cargo, para el que ha sido propuesto por el regulador bursátil.

El juez ha considerado apropiado el nombramiento de una única administración concursal para todas las sociedades que integran el Grupo La Seda Barcelona, con el fin de garantizar una tramitación coordinada de los diversos concursos conexos, según ha informado la compañía.

Mazars es una compañía que ofrece servicios de auditoría y consultoría y está especializada en el diseño, estructura, negociación, control y seguimiento de financiaciones a corto y largo plazo, incluyendo la obtención y renegociación de deuda, así como en el análisis de fraudes de compañía, planes de viabilidad, asesoramiento sobre entradas a concurso y sobre la situación patrimonial de la empresa.

Mazars en España cuenta con 350 profesionales y está presente en Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Valencia y Vigo.

El pasado 4 de julio, el juzgado mercantil número 1 de Barcelona dictó el auto de declaración conjunta de concurso voluntario de acreedores de la empresa química La Seda de Barcelona y de sus doce filiales europeas.

En su auto, el juez justificó la declaración conjunta del concurso en el hecho de que “el centro de intereses principales” de todas las sociedades del grupo radica en España.

Las filiales de La Seda declaradas en concurso son Artenius España, Artenius Green, Industrias Químicas Asociadas LSB, Artenius Italia, Artenius Hellas Holding, Inmoseda y APPE Benelux, Deutschland, UK, France, Iberia y Polska Spolka.

Teniendo en cuenta el carácter de sociedad cotizada de La Seda, el juez debía nombrar administrador concursal a un miembro del personal técnico de la CNMV, como es el caso de Mazars.

La compañía presentó concurso de acreedores el pasado 17 de junio al no haber podido refinanciar los 235 millones de euros de un crédito sindicato que adeudaba, en medio de una pugna por el control de la compañía entre su principal acreedor, el fondo buitre Anchorage, y su principal accionista, el grupo industrial portugués BA Vidro.

En los últimos días, BA Vidro, liderado por Carlos Moreira, ha recuperado el mando de La Seda y ha avanzado que quiere vender las plantas de su negocio químico, entre ellas la histórica de El Prat de Llobregat (Barcelona) y la de IQA en Tarragona, para centrarse en el embalaje de plástico

Normas